La salud en tiempos de Coronavirus.

Sociedad 21 de mayo de 2020
Los centros de salud y vacunatorios municipales atendieron 483 consultas diarias durante la emergencia sanitaria y vacunaron el 65 por ciento de la población blanco. Los claroscuros de la política sanitaria local. 
Dispensario de La Florida

Jesús María. En los 62 días de asilamiento social, preventivo y obligatorio, los centros de salud y vacunatorios de la Municipalidad realizaron más de 18.350 atenciones.

Estas incluyen las realizadas con las modalidades presencial y a distancia, ya que se incorporó la telemedicina, es decir, atenciones por teléfono o videollamada.

Todavía son pocos los vecinos que optan por ella. Según el informe elaborado por el gobierno local, los profesionales especialistas en pediatría, maternidad y medicina general asistieron, orientaron y brindaron contención a 292 personas, es decir, el 1,5 por ciento de las atenciones. Esto significa que apenas uno de cada 100 pacientes hizo su consulta por teléfono, un servicio que la Municipalidad presenta como la gran innovación en atención primaria de la salud.

Acerca del número total de atenciones informadas, vale decir que no está discriminado cuántas fueron en los consultorios y cuántas en los vacunatorios. En cualquier caso, es muy elevado: hablamos de 9 mil por mes, cuando el Hospital Regional Vicente Agüero receptó 13.500 consultas mensuales en 2019.

En los 62 días de confinamiento hubo 38 días hábiles. Por lo tanto, el equipo de salud de la Municipalidad atendió un promedio de 483 consultas diarias, en cuatro centros de salud que atienden siete horas cada uno. ¿Pasó una persona cada cuatro minutos por sus consultorios? Parece improbable.    

Como se sabe, las estadísticas pueden decir la verdad, pueden manipularse para decir una verdad retaceada y hasta pueden mentir. En todo caso, para saber qué tan cortas son las patas de la información oficial habría que contar con alguna referencia que sirva de patrón o modelo para medir o valorar si los números presentados exponen un avance, un estancamiento o un retroceso en la política sanitaria y a partir de allí ver las oportunidades de mejora y aplicar las medidas correctivas que sean necesarias. Por ahora, esos estándares no existen o no se dieron a conocer.

 

Vacunación.

El período de emergencia sanitaria coincidió con la campaña de vacunación antigripal, que este año se adelantó.

Es que el grupo con mayor riesgo al contraer Coronavirus es, precisamente, el de los mayores de 60 años, a la vez población blanco de la inmunización.

Si se tiene en cuenta que, según datos demográficos de la Universidad Católica de Córdoba, hay cerca de 5.200 habitantes mayores de 60 años de edad y unos 3.200 menores de 2 años, hasta el momento, la cobertura con vacuna antigripal realizada por la Municipalidad no llega al 65 por ciento: aplicó 4.591 vacunas a mayores de 65 años y 637 dosis pediátricas.

Vale acotar que continúa la campaña y que, además de las vacunas gratuitas que aplicó la Municipalidad, el PAMI tuvo dosis disponibles en farmacias.

Desde la línea de atención dirigida a adultos mayores, los equipos de la Municipalidad dan acompañamiento permanente a 14 personas, con propuestas diarias para que estén en movimiento y con actividades de entretenimiento que ayudan a transitar el aislamiento.

En materia de salud mental y adicciones, los especialistas asistieron y contuvieron a 586 vecinos de manera telefónica.

Curiosamente, a pesar de la propaganda oficial acerca de la prioridad que representa la salud para el gobierno municipal, el Hospital Regional Vicente Agüero le pidió colaboración para descentralizar su servicio de Salud Mental en dependencias municipales a partir del momento en que pasó a ser centro de salud COVID-19 y no tuvo respuesta.

Por último, a través de la consejería para estimular el desarrollo infantil, profesionales de la Subsecretaría de Salud y Calidad de Vida acompañan de manera permanente a 28 pacientes.

 

Enfermedades prevalentes.

Una preocupación de muchos sanitaristas es qué pasa con las enfermedades prevalentes en la zona mientras todo el sistema está pendiente del Coronavirus.

Los niveles de sobrepeso, sedentarismo, diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares son muy altos en la ciudad y han dejado de ser prioritarios.

¿Cuántos de los pacientes atendidos fueron a los dispensarios por estas patologías?

¿El equipo de salud aprovechó las visitas domiciliarias para vacunar contra la gripe para ahondar en estos temas?

Por lo pronto, hubo algunas tensiones entre profesionales del Hospital y de la Municipalidad por la entrega de medicamentos para quienes padecen enfermedades no transmisibles y reciben sus remedios gratuitamente: en el Hospital se quejaron de mala predisposición de la Municipalidad y en la Municipalidad de falta de personal para cubrir los requerimientos de las personas asistidas. Como siempre, lo que aumentó fueron las quejas porque los pacientes debieron peregrinar para conseguir sus drogas.

Simultáneamente con el Coronavirus, durante el aislamiento se lucha contra el Dengue: hubo 96 casos notificados y 80 dieron negativos.

También aumentaron los casos de sarampión en todo el país. Aquí, de los 18 notificados no hubo ninguno positivo.

Fuera del ámbito municipal, un dato no menor en materia de Salud Pública es que el Hospital Regional Vicente Agüero continúa atendiendo pacientes sin síntomas febriles ni compatibles con COVID-19 y en estas áreas registra una ocupación del 30 por ciento.

21-05-2020

Te puede interesar