Luis Picat anunció que donará su sueldo durante tres meses.

Locales 31 de marzo de 2020
Los concejales y tribunos de cuentas bajarían el 50 por ciento sus dietas y el gabinete también resignaría parte de sus sueldos. El ahorro sería inferior al 0,2 por ciento del Presupuesto. Analice con nosotros los números y verá que no todo lo que reluce es oro.
Luis Picat
Luis Picat

Jesús María. El intendente Luis Picat anunció este martes que donará su sueldo los próximos tres meses y que les pedirá a sus funcionarios y a los concejales que tomen la misma decisión.

Dijo: “Todo va acompañado de una reestructuración de la Municipalidad para bajar los costos. Necesitamos ser más eficientes, necesitamos ahorrar, necesitamos cuidar los impuestos. Todo ese dinero irá para reforzar áreas que hoy son esenciales, como son la salud, los servicios de agua y recolección de residuos y, sobre todo, lo social. En estas últimas semanas hemos trabajado mucho en lo social”.

Es la canción que muchos oídos quieren escuchar, una variedad de degeneración de la democracia, consistente en tratar de conseguir o mantener el poder mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos.

No es despreciable la actitud del Intendente. Es inoportuna. Esos gestos son patrióticos cuando la historia los rescata del silencio. Y es inoportuna porque hace su anuncio al mismo tiempo que se pone en tela de juicio a la clase política, a la que no hay que juzgar por lo que gana, sino por lo que hace. “Si así no lo hiciera, Dios y la Patria me lo demanden”. La Patria somos los ciudadanos.

Hay muchos que trabajan poco pero, en estos días, en ese grupo no están los que ocupan el Poder Ejecutivo de todos los estamentos del Estado. Es más: es posible que estén cumpliendo sus funciones, con aciertos y errores, con una dedicación pocas veces vista en los últimos años.

El mismo Picat lo reconoce en su anuncio: “Nuestra Municipalidad está ocupada. Nuestro equipo trabaja diariamente para lograr medidas que puedan acompañar y soliviar la situación económico-social. Más adelante, seguramente, vendrán nuevas medidas y ojalá entre todos podamos superar esta crisis”.

¿Cuánto gana el Intendente? 97,774 pesos. Por lo tanto, la Municipalidad ahorrará con su desprendimiento 294 mil pesos, para hacer números redondos.

Al mismo tiempo, le seguirá costando a las arcas públicas 44.753 pesos en concepto de cargas sociales. Esas cargas sociales son casi el doble de lo que ganan algunos médicos municipales.

Sí. La Municipalidad tiene médicos que ganan 25 mil pesos y, según su página web, el responsable del área de tercera edad, del Geriátrico Municipal y del control del funcionamiento de todos los geriátricos municipales cobra 52 mil pesos. Y tiene a cargo la responsabilidad de velar por la población más vulnerable ante el Coronavirus.

Aunque nadie quiere hablar del tema, antes de la Coronacrisis les redujeron el sueldo a profesionales del área de Salud. Ahora, “todo ese dinero -el del ahorro en sueldos del Ejecutivo- irá para reforzar áreas que hoy son esenciales, como son la salud”.

Picat les pedirá a su gabinete y a los concejales que resignen parte de sus haberes. Todos sus secretarios, subsecretarios y directores cuestan 793.485 pesos por mes, las dietas de todos los concejales y sus secretaria ascienden a 296 mil pesos y si se suma el Tribunal de Cuentas ahorrarán unos 110 mil pesos más.

Los concejales ya dijeron que están dispuestos a cobrar la mitad y los tribunos adoptarían la misma actitud. Por lo tanto, en los próximos tres meses la Municipalidad ahorrará 609 mil pesos.

O sea que el “costo político” de ese lapso, entre el Intendente, los concejales y los tribunos, bajaría 903 mil pesos, o sea, 301 mil pesos por mes.

Supongamos que los integrantes del gabinete estén dispuestos a cobrar la mitad. La Municipalidad dispondría por mes de 396 mil pesos más. Llegamos a 697 mil pesos mensuales.

Si cobran la mitad, los directores que menos ganan pasarían a tener un sueldo de poco más de 27 mil pesos por mes. Como algunos médicos, que no trabajan todos los días, a diferencia de los funcionarios que cumplen con sus tareas.

¿Es justo que una persona abandone todas sus actividades para ocupar un cargo que, al menos en la teoría, es un servicio, recibiendo una remuneración un 50 por ciento superior al sueldo mínimo, vital y móvil?

¿Cuántos de los vecinos que piden que los políticos ganen menos estarían dispuestos a hacerlo? Si fueran muchos, habría muchas listas en las internas de los partidos políticos.

¿No será que estamos equivocándonos en la exigencia? ¿No será más adecuado pedirles que desempeñen sus tareas dejando todo lo que pueden ofrecer y si no tienen la capacidad suficiente le dejen el lugar a otro? O el Intendente se los pida.

En un Presupuesto de 1.029 millones de pesos, el ahorro del trimestre sería el 0,2 por ciento. Claro está, esos 2,1 millones de pesos representan el 25 por ciento de lo que Picat y su equipo habían dispuesto para el área de Salud,  para todo el año. En lugar de 8,5 millones de pesos, ahora tendría 10,6 millones.

No obstante, todos estos números son incorrectos porque el Concejo y el Tribunal de Cuentas acompañarían la actitud del Intendente dos meses en lugar de tres. Por lo tanto, nuestros cálculos fueron muy optimistas: el ahorro no llegaría a 1,9 millones.

Y su gabinete, ¿se inmolará cobrando la mitad de los sueldos los próximos tres meses?

Una perfecta bomba de humo.

31-03-2020

Te puede interesar