La Municipalidad intensificó los controles del arbolado urbano.

Urbanismo 01 de noviembre
En lo que va del año extrajeron varios ejemplares que estaban en situación de riesgo. La adquisición de un hidroelevador permitió incrementar las tareas de poda.
Hidroelevador poda

Jesús María. Desde que cuenta con un hidroelevador, la Municipalidad de esta ciudad intensificó las intervenciones sobre el arbolado urbano.

El secretario de Ambiente y Servicios Públicos, Ing. Agr. Hugo Cagliero, dijo a este diario que después de la caída de un árbol en el predio del camping Los Nogales, por el que alumnos del IPEM 272 Domingo Faustino Sarmiento resultaron heridos -uno de ellos de gravedad-, se acentuaron aún más las tareas de control de las especies que están en espacios públicos y en veredas.

Cagliero remarcó, además, que tras el accidente, ocurrido en septiembre, aumentaron los reclamos de vecinos por el estado de algunos árboles, ante lo cual se abrieron expedientes para cada caso.

Si bien en Jesús María los frentistas son los responsables de la poda y mantenimiento de las especies que están en sus veredas, el funcionario explicó que, ante el reclamo de algún vecino, primero se releva la situación del ejemplar y luego se le autoriza la poda o extracción. Si carece de recursos para hacerlo, interviene una cuadrilla municipal.

Extracción de los nogales

En lo que va del año, han sacado varias especies que, según afirmó el responsable de Ambiente de la Municipalidad, estaban en situación de riesgo o en un nivel elevado de deterioro. Es el caso, por ejemplo, de los olmos de la calle Abel Figueroa, entre el anfiteatro José Hernández y las vías del ferrocarril, y de los nogales de la Av. 28 de Julio, frente a la escuela de Suboficiales de Gendarmería Nacional, que tenían varios siglos y dan nombre al barrio desde el origen de la población.

En este último caso, recogieron estacas con la idea de reproducir idénticas especies en el vivero municipal y plantarlas en distintos sectores de la ciudad.

01-11-2017

Te puede interesar