Analizan aplicar “tolerancia cero”de alcohol en los controles municipales.

Seguridad 03 de mayo de 2019
El pedido fue hecho por el subsecretario de Control y Fiscalización, Matías Roldán. El Cuerpo Legislativo analiza modificaciones en el Código de Tránsito de Colonia Caroya.
Control de alcoholemia a choferes
Control de alcoholemia a choferes

Colonia Caroya. El subsecretario de Control y Fiscalización, Matías Roldán, pidió que el Concejo Deliberante apruebe la “tolerancia cero” de alcohol en los conductores.

Lo hizo en una de las primeras reuniones por la modificación del Código de Tránsito, que también promete definir la circulación y estacionamiento de camiones en la zona urbana.

Sobre los controles de alcoholemia, Roldán quiere equiparar su accionar con el de la Policía Caminera, que desde el año 2014 no permite la circulación en rutas a nadie que tenga un mínimo de graduación alcohólica.

La fuerza policial tiene un puesto permanente frente a Puerto Caroya y controles aleatorios en la calle Pedro Patat y en la Av. San Martín, en proximidades del Monumento al Inmigrante. No ingresa nunca a la zona urbana.

En Colonia Caroya, la legislación local que deben hacer cumplir los inspectores municipales establece un límite de 0,4 gramos de alcohol por litro de sangre. Si tiene más de  esa marca, el conductor debe ser multado.

Para el funcionario municipal caroyense, los controles de madrugada muestran el gran nivel de consumo de bebidas alcohólicas que hay en la zona: “De 10 conductores con alcohol en sangre, uno solo está por debajo de 0,4. El resto se excede demasiado y hasta ha llegado a estar por encima de 1,5”.

Los concejales quieren analizar muy bien el tema antes de tomar una decisión. Algunos quieren certificaciones médicas sobre los efectos del alcohol en sus diferentes niveles para saber si dejan el límite de 0,4 o deciden aplicar la “tolerancia cero”.

Además, en el análisis temen dar el último golpe al sector vitivinícola, que ya perdió muchas ventas entre los turistas que ahora no toman ni una gota de vino en los restaurantes por miedo a ser controlados por la Policía Caminera.

03-05-2019