Hay problemas de presión de agua por los altos consumos.

Urbanismo 22 de febrero de 2019
El uso racional y responsable del servicio permitirá que todos tengan agua. El caudal es superior al necesario, pero la demanda es casi el doble de la habitual.
Reunión con la Cooperativa para analizar la falta de presión del agua

Jesús María. En los últimos días hubo problemas de presión en algunos sectores de la red de distribución de agua potable.

El Departamento Ejecutivo está ocupándose del tema y el secretario de Ambiente y Servicios Públicos, Ing. Agr. Hugo Cagliero, dispuso una revisión técnica de todo el sistema para buscar las posibles causas de los inconvenientes registrados.

También se reunió con técnicos de la Cooperativa de Servicios Públicos, que presta el servicio en la ciudad de Colonia Caroya, para intercambiar ideas sobre la baja de presión, comparar experiencias similares y descartar fallas técnicas en el sistema local.

La conclusión a la que arribaron fue que el origen de la merma de presión es el consumo desmedido, ya que no existe ningún problema en el volumen de agua que ingresa al sistema. Esto es: no hay escasez de agua y el flujo del líquido es superior a la demanda. Tampoco hay desperfectos en el funcionamiento de bombas y válvulas ni detectaron pérdidas que expliquen la baja de presión.

Por norma, la Municipalidad debe proveerle a cada domicilio una presión de 0,7 Kg y el sistema está preparado y diseñado para entregar 1 Kg.

En cambio, constataron deficiencias en el abastecimiento a viviendas de dos o más plantas de los barrios Latinoamérica y Armada Nacional y en un tramo específico de la calle España. En estos lugares, la presión real es de 0,4 Kg, lo que dificulta el correcto llenado de los tanques de reserva domiciliarios.

 

Uso irracional.

En las primeras horas de la tarde de ayer midieron el consumo en el tanque de agua de la ciudad: arrojó entre 600 y 700 m3/h, lo que implica poco menos del doble de lo habitual.

Además, en casos puntuales, el faltante de agua en algunas viviendas se debe a la colocación ilegal de bombas por parte de otros vecinos colindantes.

El derroche de agua tiene su cara más visible en el llenado y recambio de piletas de todo tipo y el riego desaprensivo. Por tal motivo, la Guardia Urbana Municipal (GUM) está realizando controles sobre quienes arrojan agua en la vía pública.

También incide en los inconvenientes que muchas casas tienen tanques de 500 litros, cuando el ideal sería de mil: el sistema provee un promedio de 666 l diarios.

Además, los técnicos municipales detectaron flotantes mal instalados que interrumpen el llenado a la mitad de la capacidad del tanque.

Igualmente, la respuesta racional a esta coyuntura es la solidaridad entre vecinos y el uso responsable y medido del agua.

Asistencia.

Atento a las altas temperaturas reinantes, la Municipalidad asiste a cada afectado mediante el llenado de sus tanques domiciliarios con camiones especialmente dispuestos a tal efecto. Quienes necesiten agua, deben solicitarlo sin dudar al Tel. 443790, donde funciona una guardia las 24 horas.

Al margen de este problema de coyuntura, el gobierno local está invirtiendo más de 5 millones de pesos en la red de distribución para servir a B° Sierras y Parque en forma independiente del resto del sistema, a través de un nuevo pozo de captación que entrará en funcionamiento en las próximas semanas.

22-02-2019