Es inminente el regreso del tren a Jesús María.

Urbanismo 15 de febrero de 2019
Según trascendió, las gestiones de César Seculini, en el marco de Jesús María Proyecta, entrarían en una etapa operativa con la llegada de locomotoras que empezarán a probar el trayecto desde esta ciudad hasta Córdoba.
Tren de pasajeros

Jesús María. La recuperación del tren como medio de transporte de pasajeros es un viejo anhelo en el Norte de Córdoba, pero ahora parece ser un proyecto viable en el corto plazo.

En la etapa diagnóstica de Jesús María Proyecta, una de las primeras propuestas del Arq. Gustavo Restrepo fue la puesta en marcha de un ferrourbano entre B° Sierras y Parque y Sinsacate.

El secretario de gobierno, César Seculini, tomó el desafío de hacer las gestiones pertinentes a nivel nacional para lograr la autorización del uso de las vías y conseguir el material rodante.

El tema es parte de un paquete de negociaciones mucho mayor, que incluye la autorización definitiva del uso de la Estación de Ferrocarril, la ampliación de algunos pasos a nivel y la apertura de uno nuevo a la altura de la calle Colón, la utilización de los espacios verdes para estacionamientos y sitios de encuentro comunitario.

Con la lentitud que caracteriza a la burocracia nacional, los expedientes fueron avanzando.

Según trascendió a comienzos de esta semana, es inminente la llegada a Córdoba de locomotoras que empezarán a recorrer los trayectos a incorporar, a fin de registrar el tiempo necesario para cubrirlos, el estado de las vías y los horarios en que habrá que coordinar el servicio de pasajeros con el de cargas, entre otros detalles de la compleja logística de los servicios ferroviarios.
 
Cómo sería el servicio.
En principio, Restrepo y las autoridades municipales hablaron de un ferrourbano, es decir, un servicio de transporte urbano que utilice las vías del ferrocarril.

Uno de los principales objetivos era mejorar la conexión entre B° Sierras y Parque y el centro, habida cuenta de que la mayoría de sus pobladores deben viajar a diario a trabajar y muchos jóvenes lo hacen para estudiar.

Con el retiro de los subsidios al combustible para el transporte público, lo que era una alternativa de mejora se convirtió en una necesidad prioritaria. Es que, según cálculos realizados con funcionarios provinciales, si se retiran los subsidios, el pasaje a Sierras y Parque pasaría a costar 50 pesos. Por lo tanto, cada trabajador debiera pagar 100 pesos diarios para poder trabajar.

A nivel regional surgió otra coyuntura inexistente al momento de pensar el retorno del ferrocarril: la apertura de la variante General Paz tuvo como consecuencia la reducción de la frecuencia de los colectivos que pasan por la ciudad, lo que generó la reacción de sus pobladores.

En este nuevo escenario, el pedido de Jesús María se consideró y amplió: en lugar de un ferrourbano se pondría en marcha un interurbano que una la ciudad con Córdoba y al material rodante lo aportaría el Estado nacional.

Los vagones tienen capacidad para transportar 120 pasajeros sentados y la misma cantidad parados, con aire acondicionado y todas las medidas de seguridad necesarias.

Según transcendió, el pasaje del centro de Jesús María a Sierras y Parque costaría entre 3 y 5 pesos y se solucionaría también el problema de General Paz.

La coordinación con los servicios de carga no es complicada, ya que en todas las estaciones de la zona hay segundas vías.   
 
El tren vuelve de a poco.
Esta semana, el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, anunció que el tren tendrá parada en Marcos Juárez, procedente de Cañada de Gómez.

El año pasado, más de 60 mil personas viajaron en tren desde esa ciudad santafesina a Córdoba y 75 mil personas usaron el tren de Villa María a la capital de nuestra provincia.

Los trenes son nuevos, con aire acondicionado, camarotes, azafatas y los precios son muy accesibles. Se pueden comprar los boletos por internet, elegir el asiento y pagar con tarjetas de débito o crédito. 

A Marcos Juárez, el servicio llegaría en el transcurso de 60 a 90 días. Pasará dos veces por semana hacia Córdoba y otros dos días regresará a Buenos Aires.

El costo del pasaje es de 1 peso por kilómetro. Los jubilados tienen un descuento del 40 por ciento y los menores de 12 años pagan la mitad.

Por otro lado, el Tren de las Sierras ampliaría su recorrido urbano en los próximos meses. En mayo llegaría a la estación Mitre, frente al Centro Cívico y a metros de la Terminal de Ómnibus. Luego, se haría operativo el transporte de pasajeros hasta ese punto de la capital provincial.

Sólo faltan 300 metros de arreglos de vías para que esté habilitado.

Además, en la estación Mitre habrá un taller donde se harán las tareas de mantenimiento y de reaprovisionamiento de las cinco formaciones nuevas.

En este escenario, no sería extraño que uno de los anuncios más importantes que haga la intendenta Mariana Ispizua en su discurso del 1 de marzo, en la apertura de Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante, sea la puesta en marcha de este servicio durante este año. 

15-02-2019