Mientras esperan novedades, empleados de Súper Uno recibieron otro aporte provincial.

Sociedad 06 de enero de 2019 Por
La Jueza que administra el concurso de acreedores autorizó la venta de los supermercados, pero faltan varios trámites para oficializar el anuncio. Los trabajadores tienen la expectativa de volver a sus puestos laborales.
IMG_20190104_104645711

Colonia Caroya. Tres días antes de fin de año, desde el Centro de Empleados de Comercio se informó que la Jueza Julieta Gamboa autorizó a Cordiez a hacerse cargo de los dos supermercados que cerró la firma Súper Uno S.A. el 12 de noviembre. 

La oficialización aún no se dio: hay que esperar varios trámites antes de la reapertura de los locales, aunque todo está encaminado, en principio.

Cordiez comprará la mercadería que está en las góndolas de ambos locales y alquilará los inmuebles para hacer funcionar a los comercios. 

Los trabajadores despedidos serán reincorporados casi en su totalidad, según el compromiso de la firma cordobesa.

Con el dinero que ingrese, la Jueza y el Síndico darán prioridad a los trabajadores para que cobren los sueldos adeudados en la medida que alcance el dinero.

Pese a la posibilidad de volver a sus puestos laborales, hay mesura en los trabajadores que el pasado viernes se acercaron a la Municipalidad a cobrar el segundo aporte del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

A 51 empleados se les entregó un cheque por 5 mil pesos, que se suma al importe similar que se dio a fines de noviembre. 

06-1-2019