Tras una asamblea vecinal, realizaron otra marcha contra los dueños de Súper Uno.

Sociedad 07 de diciembre de 2018
La legisladora Ilda Bustos y el Intendente Brandán participaron de un encuentro, que reunió a unas 80 personas frente al supermercado. Los despedidos aún figuran en ANSES como trabajadores activos.
Asamblea Súper Uno 2

Colonia Caroya. Unas 80 personas asistieron en la tarde de este jueves a una asamblea vecinal de apoyo a los trabajadores despedidos de Súper Uno.

El encuentro contó con la presencia de la legisladora Ilda Bustos, que anunció la aprobación de una declaración de preocupación en la Legislatura cordobesa; del Intendente Gustavo Brandán, que informó que está en contacto permanente con el Ministro de Trabajo; y de la concejal Cecilia Migotti.

También hubo referentes de sectores políticos y algunos gremios apoyando a los empleados de la firma de Raúl y Daniel D´olivo.

Al principio, algunos de los trabajadores -no eran más de 20- explicaron la situación desde el 12 de noviembre hasta la actualidad.

Contaron que esta semana fueron a ANSES a tramitar el Fondo de Desempleo, pero se encontraron que siguen estando todos como activos dentro del sistema. Aún no les dieron de baja desde la empresa y no pueden gestionar la ayuda estatal.

Hubo discursos de repudio y escrache a los dueños de la empresa y el compromiso de continuar cada jueves con una asamblea y una marcha.

Ayer, apenas finalizó el encuentro en la playa de estacionamiento del súper, las personas se movilizaron hasta el frente de la casa de Raúl D´olivo y luego a las oficinas de la firma, ubicadas en Av. San Martín y calle 10 de Julio.

07-12-2018