Tras varios meses de demora, en 2019 inaugurarán el edificio del Instituto Zarela Moyano de Toledo.

Sociedad 02 de noviembre de 2018
La obra se terminó a mediados del año pasado, pero por problemas de conexiones internas de gas y luz se retardó la mudanza del establecimiento. Estiman que el próximo año, las clases empezarán en la nueva sede de B° Bulgheroni.
Edificio del Zarela Moyano de Toledo

Jesús María. Si todo hubiese transcurrido como se planificó, el funcionamiento del Instituto Superior Zarela Moyano de Toledo en su edificio propio, de Bº Bulgheroni, debería ser una realidad. Pero la inauguración se retrasó, pese a que la construcción finalizó hace meses.

Las obras para la edificación de la nueva sede de la institución se iniciaron en febrero de 2016 y el plazo estipulado de ejecución era de, aproximadamente, 15 meses.

La empresa constructora Ecsin, que ganó la licitación, firmó el contrato con el Gobierno de la Provincia en noviembre de 2015, por un presupuesto de 18,5 millones de pesos.

Desde que la firma empezó los trabajos, la construcción avanzó a buen ritmo y la posibilidad de que durante la segunda mitad del año pasado se concretara el traslado del centro de formación a la nueva sede parecía ser una certeza, pero una serie de inspecciones que se hicieron después de finalizada la obra develaron que el edificio no estaba en condiciones de ser ocupado.

Según indicaron desde el Instituto Zarela, cuando todo parecía estar listo para que el Ciclo Lectivo 2018 empiece en las modernas instalaciones, un control de técnicos de la Provincia corroboró que no estaban hechas las conexiones de gas y eso retardó el proceso de mudanza.

Una vez conectado el servicio, se realizó otra inspección en la cual se determinó que había irregularidades en el sistema eléctrico. Por lo tanto, se tuvo que rehacer.

Como si esto fuera poco, desde la institución afirmaron que el edificio presenta problemas visibles de humedad.

Sin embargo, todo indica que, al haberse completado las tareas y reparaciones de las instalaciones de gas y luz, la inauguración ahora sí “sería inminente”, según señalaron las fuentes. Incluso, lo confirmó la intendenta Mariana Ispizua, que esta semana estuvo reunida con el ministro de Educación, Walter Grahovac.

Se estima que, en 2019, las clases empezarán en las nuevas instalaciones. Así se cumplirá un viejo anhelo de la comunidad educativa del Zarela Moyano de contar con sede propia.

Actualmente, este instituto de formación tiene más de 500 alumnos y dicta cuatro carreras en las instalaciones de la escuela Gendarmería Nacional. A su vez, tiene tres anexos, con distintas ofertas educativas, en San Francisco del Chañar, San José de la Dormida y Sebastián Elcano.

Cuando se traslade a Bº Bulgheroni, la proyección del equipo directivo es ampliar las propuestas de formación y albergar a mayor cantidad de alumnos.

Cabe recordar que este instituto fue creado a mediados de la década de los ‘80, por gestiones del entonces intendente municipal, Escr. Cipriano Zoldano.      

Funcionó en la escuela Gral Antonio Ortiz de Ocampo hasta que su matrícula creció de tal forma que debió trasladarse a su sede actual.

02-11-2018