Vecinos se movilizan para pedir por un médico.

Sociedad 08 de febrero de 2017
Al Dr. Damián De Paula no le renovaron el contrato para trabajar en B° Sierras y Parque, en cuyo dispensario atendía desde mayo de 2012. 
Damián De Paula

Jesús María. Sierras y Parque, el barrio donde la Municipalidad invertirá una suma millonaria para cambiar la calidad de vida de sus vecinos, se quedó sin uno de los médicos que más conoce a sus habitantes: el Dr. Damián De Paula.

Llegó a esta ciudad en 2012. En mayo, cuando estudiaba la especialidad de Medicina Familiar y cursaba la Maestría en Salud Pública en la UNC, desafíos profesionales que completó en 2014, lo contrataron en la Municipalidad.

Dadas las condiciones laborales, buscó otros lugares donde ejercer su profesión y lo emplearon en Cañada de Luque, con el equipo de Médicos Comunitarios, pero luego quedó a cargo de gran parte del sistema de salud por la confianza que ganó de parte del Intendente, Víctor Molina (UCR).

Otro tanto ocurrió en Villa del Totoral, Atahona y varias comunas más del Norte cordobés.

Pese a sus logros y el respeto que se ganó en Sierras y Parque, en la Municipalidad nunca lo efectivizaron. Por el contrario, tal como hicieron con muchos otros profesionales, le renovaron el contrato cada seis meses. En 2016 recortaron el Presupuesto de salud y le bajaron su carga horaria de 20 a 18 horas.

El viernes 3 de febrero, el Jefe de Personal, Hernán Montenegro, habló con De Paula cerca de dos horas y, sin que medien motivos, le entregó una nota firmada por Gabriel Frizza y César Seculini –ambos están de vacaciones- comunicándole que su contrato había finalizado el 31 de enero y no le sería renovado.

En cinco años, sólo en Sierras y Parque atendió a 1.500 embarazadas y tuvo alrededor de 18 mil consultas. Es que su conocimiento de las familias le permitía también resolver con mayor rapidez muchos casos.

La Municipalidad envió a casi todos sus médicos al barrio, pero sacó al que más querían, en especial las mujeres. Es que se hacía cargo de Obstetricia y Ginecología y las consultas, muchas veces, se transformaban en consejerías.

“Aviso importante: a los y las vecinas que se atendían conmigo en el Dispensario de Sierras y Parques les cuento que no estoy trabajando allí, debido a que la municipalidad ya no me contrata para atender. Mi agradecimiento y respeto recibido en estos años se lo debo a Uds. Saludos cordiales”. Así comunicó su desvinculación por facebook.

Los comentarios no se hicieron esperar:

- “Mañana a las 11 hacen junta de firmas en el dispensario para que le renueven el contrato al doctor.... Eso lei hoy en el Face y yo lo comparto...”.

- “Ahi Qué juntar firmas es un muy buen doctor siempre tan atento para atender alos pasiente no hace falta que saques turnos ahi otros que no te atienden si no tenes turnos asta para hacer una pregunta tenes que tener turno.se merece nuestro apollo juntemos firma para que buelba el doctor”.

- “Yo también me sumo. No nos pueden dejar sin ginecólogo y mandarnos cualquiera que no sepa el historial de cada uno!!”

- “Parece que se especializan en desplazar profesionales comprometidos, che!”.

- “Lo tienen que volver a contratar. Excelente persona y profesional. No puede ser que dejen a la gente sin su doctor de confianza”.

- “Casi todas del barrio nos atendemos con el xq tenemos mucha confianza con el no queremos otro doctor queremos q vuelva el...”.

Ayer, ninguna de las autoridades con las que intentamos comunicarnos atendió su teléfono.

08-01-2017