La Virgen del Monserrat unió a una comunidad agradecida.

Sociedad 03 de febrero de 2017
La histórica procesión por la promesa de 1887 se realizó ayer en Colonia Caroya. Recorrió desde la Estancia Jesuítica de Caroya hasta el Templo Parroquial, en el Lote XV.
Procesión Virgen del Monserrat

Colonia Caroya. Cientos de personas participaron ayer de la Procesión y Misa en honor a la Virgen del Monserrat, Patrona de la ciudad a quien cada 2 de febrero se le agradece haber salvado a los colonos de la epidemia del cólera en el año 1887.

Al cumplirse 130 años de la promesa de llevarla en andas por la ciudad, la Parroquia organizó un calendario de celebraciones religiosas en todos los barrios.

El miércoles, la imagen de la Virgen recorrió todos los sectores de la ciudad y llegó a la Estancia de Caroya.

Aunque esa no es la imagen que los colonos adoraron en los primeros años, la comunidad católica adoptó esta Virgen como su patrona y respeta la promesa en el día de la Virgen de la Candelaria.

La procesión se hizo acompañada de los relatos históricos de la época a cargo de Martha Canale Vicentini, invitada especial para contextualizar la celebración actual recordando el sufrimiento de los colonos que morían a causa de esta enfermedad, hasta que llegó el milagro después de una jornada de plegarias y rezos a la Virgen que estaba en la Estancia.

La Misa en el Lote XV fue mucho más convocante y reafirmó la adoración de los católicos a Nuestra Señora del Monserrat.

Hoy viernes, también se celebrará a San Blas, patrono de los males de la garganta, con una Misa que se hará a las 20 en el templo céntrico.

Luego, el 11 de febrero, habrá una peregrinación desde la Parroquia hasta la Capilla de Colonia Vicente Agüero, en el día de la Virgen de Lourdes.

03-02-2017