Murió el hombre que propuso “saltar el charco”.

Política 15 de septiembre de 2018
El ex Gobernador José Manuel de la Sota falleció en un accidente de tránsito, pasadas las 20. Nosotros recordamos su primera visita a Jesús María como candidato del Frente Justicialista de la Renovación.
De la Sota en Jesús María

Jesús María. José Manuel de la Sota murió en la autovía Córdoba-Río Cuarto, entre Altos Fierro y Despeñaderos. Tenía 68 años. Cumplía años el 28 de noviembre.

En 1983 fue candidato a Intendente de la ciudad de Córdoba y perdió con Ramón Mestre.

En 1987 enfrentó a Eduardo César Angeloz con una nueva idea, hacia adentro y hacia fuera del Peronismo.

Hacia adentro, impulsaba lo que se llamó la Renovación Justicialista, empezó el camino de democratización interna que derivó a las elecciones abiertas de precandidatos, propuso un frente amplio, que incluía dirigentes del campo, para enfrentar a la poderosa UCR y creó el Frente Justicialista de la Renovación.

Su principal consiga era “saltá el charco”, el de las dificultades, el de la situación social, el del pesimismo. Esta era reafirmada con categórico “Sí, cambiemos”.

El objetivo principal era hacerle ver a la ciudadanía que había un futuro que comenzaba en esos momentos, que significaba un desafío a enfrentar con coraje.

A nivel local, el lema era “Jesús María florecerá” y el candidato a Intendente que traccionaba ese cambio era el Dr. Orden Martín Riberi. Fue él quien invitó a De la Sota  que a una conferencia en el Cine Plaza. Es que, en esa campaña, “El Gallego” había sugerido no cantar la Marcha Peronista y, en lugar de actos, hacer charlas.

En esa circunstancia se registró la foto que ilustra esta nota: la primera visita de De la Sota a Jesús María como candidato.

Como se sabe, perdió dos veces con Angeloz.

Cuando llegó a la Gobernación, en Jesús María resultó electo Jorge Colombo y la disposición a solucionar los problemas económicos y las deudas con el Estado Provincial de la mayoría de los municipios lo llevó a proponer un Pacto Fiscal, por el que Jesús María fue una de las más beneficiadas.

De la Sota tuvo buena relación con los dos Intendentes locales que siguieron a Colombo, pese a que ninguno fue de su partido.

Astuto, buen negociador, fue el político que marcó el rumbo de Córdoba y el impulsor, con Juan Schiaretti, de Unión por Córdoba, que desde 1999 gobierna la provincia.

En la ruta que lo desveló “saltó el charco” de una vez y para siempre.

15-09-2018