Condenaron a 22 años a Dante Aguirre, por matar a Rosana Salinas.

Policiales 06 de julio de 2018
El martes, el jurado popular dispuso que el crimen ocurrido en La Pampa-Ascochinga en octubre del 2016 no se trató de un Femicidio. Tras la Feria Judicial se conocerán los argumentos del fallo.
Dante Aguirre

La Pampa. El 29 de octubre de 2016, Rosana del Valle Salinas se encontraba en una parada de colectivo cuando su ex pareja, DanteEmiliano Aguirre -tenía orden de restricción hacia la víctima- la asesinó durante la madrugada. El hecho conmocionó a la región, ya que la mujer fue asesinada y las hijas de ambos quedaron sin madre, sumergiéndose en un juicio civil por su tenencia.
El martes, luego de más de un día de exposiciones, se conoció la sentencia para Aguirre y sorprendió porque el jurado popular dispuso que no se trató de un Femicidio ni de un crimen cometido con alevosía. Esto determinó que la condena sea de 22 años de prisión, similar a un homicidio simple.
A pesar de que el fiscal a cargo apeló al agravante de violencia de género, el jurado popular decidió por mayoría apelar a las circunstancias extraordinarias que redujeron la prisión del asesino. En dos semanas se conocerán los argumentos que justifican el fallo, el cual podría ser apelado en un futuro, como ocurrió con el conocido Femicidio de Paola Acosta.
Consultando a una abogada especialista, afirma a este medio que sorprende que el fiscal haya pedido el agravante en la acusación y que se haya resuelto otra cosa. “Todo parece indicar que se trata de un Femicidio; hubo denuncias previas por maltratos, Aguirre tenía orden de restricción y el asesinato indica una clara desigualdad de poder”, asegura la profesional. “Es difícil ahora entender cuáles son esas circunstancias extraordinarias que atenuaron la prisión del culpable, es fundamental escuchar los argumentos en la feria judicial”, asegura.
Sin embargo, un análisis previo al día de lectura de los argumentos, sugiere que la Cámara desestima el agravante por violencia de género porque no pudo probar la situación de desigualdad y de vulnerabilidad de la víctima ante el victimario. Los rumores y comentarios indican que el asesinó obró por celos ya que ella se encontraba en otra relación; pero nada justifica poner fin a la vida de otra persona.
En Argentina, una mujer muere cada 30 días asesinada por su pareja o ex pareja y la Justicia tiene que estar a la altura de las circunstancias para visibilizar y generar conciencia sobre las violencias que ponen en riesgo la vida de las mujeres.

06-07-2018