Expusieron la propuesta de cambios en el tránsito vehicular de la ciudad.

Urbanismo 18 de mayo de 2018
La Universidad Nacional de Villa María estuvo a cargo de los estudios, con la colaboración de técnicos municipales y aspirantes de la Escuela de Suboficiales de Gendarmería Nacional.
Estudio de tránsito JM

Jesús María. La intendenta Mariana Ispizua y el secretario de Gobierno, César Seculini, recibieron de la Escuela de Gobierno de la Universidad Nacional de Villa María el diagnóstico y las propuestas de modificaciones a la circulación vehicular en el área central de la ciudad, en el marco del replanteo general dispuesto a través del Jesús María Proyecta.

El estudio fue coordinado por ingenieros de la casa de altos estudios, con apoyatura operativa de personal municipal y de alumnos de la Tecnicatura Universitaria con orientación en Seguridad Vial, que se dicta en la Escuela de Suboficiales de Gendarmería Nacional Cabo Raúl R. Cuello.

Abarcó tres aspectos centrales: estacionamiento, circulación y ciclovías, e incluyó un intenso relevamiento de situación en terreno.

Los objetivos buscados son: valorización del área central, cambios de circulaciones, jerarquización de accesos e incentivación del transporte no motorizado, mediante una red de ciclovías y semi peatonalización de calles.

Para eso, el estudio encargado por la Municipalidad analizó la distribución espacial de los flujos vehiculares, distribución temporal de los movimientos, tipos de vehículos que circulan y oferta y demanda de estacionamiento.

 

Principales conclusiones.

Los cambios de circulación propuestos deben ser entendidos como una intervención integral y no como un simple ajuste a la situación actual.

Así, se propone jerarquizar la calle Ameghino, con sentido único de circulación hacia el centro y que el egreso del centro sea por la calle Chile.

A su vez, la calle Tucumán tendría sentido hacia el anfiteatro (Sur-Norte) y Cástulo Peña, sentido único hacia el Sur.

También agrega un giro permanente desde la calle Córdoba hacia Av. Juan B. Justo, para agilizar la salida del centro. En este caso, la vía sería Castulo Peña-Zípoli-Córdoba-Juan B. Justo.

Y en Ing. Olmos hay que evaluar el cambio de sentido de circulación, para permitir el retorno cuando se entra por Julio A. Roca, que también cambiaría su sentido (sería Este -Oeste).

A su vez, evaluarán la conveniencia de que las calles Catamarca, Hipólito Irigoyen y Doménico Zípoli sean doble mano.

Y está bajo análisis imponer doble sentido de circulación en 9 de Julio, entre Córdoba y Tucumán, para mejorar el cruce de vías hacia 25 de Mayo.

 

Estacionamiento

El diagnóstico muestra que el 77 por ciento del espacio público paralelo a las calzadas se dedica al estacionamiento de vehículos. Y que de los boxes para estacionamiento (428 en total), sólo el 12 por ciento es tarifado: es un porcentaje muy bajo.

Entre las calles Ing. Olmos y Colón, en horario pico, la ocupación de boxes  en las calles Tucumán y San Martín supera el 90 por ciento.

Pero la rotación de vehículos estacionados es baja: 0,54 vehículo/ box cada hora, lo que revela baja eficiencia en el uso del espacio urbano destinado a estacionamiento.

En el turno mañana, las permanencias promedio superan los 60 minutos.

Por otra parte, la semi peatonalización de las calles Tucumán y San Martín es posible, pero aumentando las rotaciones y reduciendo las permanencias en los estacionamientos.

Los especialistas recomiendan el gerenciamiento del estacionamiento, con una política tarifaria consensuada, planificación integral y revisión de puntos de carga y descarga, paradas de taxis, entre otros.

18-05-2018

Te puede interesar