“Invertimos casi 15 millones de pesos en mejoramiento habitacional”.

Urbanismo 10 de mayo de 2018
El secretario de Gobierno, César Seculini, recalcó que ese fue el costo de los trabajos municipales para reducir el hacinamiento en que vivían familias del B° Sierras y Parque. ¿Qué harán en las calles?
César Seculini
César Seculini

Jesús María. El secretario de Gobierno de la Municipalidad, César Seculini, se mostró sorprendido por esta protesta vecinal en B° Sierras y Parque. “Esto del mejoramiento barrial es un proceso que demandó trabajo durante más de tres años, en el convencimiento de que el barrio necesitaba tener una característica distinta en cuanto a infraestructura”, señaló.

Y recordó: “La gestión viene trabajando muy fuerte en el barrio por fuera de lo que es el Promeba. (...) En menos de tres años, invertimos casi 15 millones de pesos en mejoramiento habitacional,  para que la gente tenga un lugar digno donde vivir”.

A la hora del inventario, incluyó la erradicación de casas donde  las familias vivían en condiciones de hacinamiento, con la construcción de 12 viviendas nuevas y la ampliación de otras con ayuda y entrega de materiales, “que siempre fueron controladas por un arquitecto para que  sirvieran”.

A esto se suma el mejoramiento habitacional y de baños y la erradicación de letrinas.

También están en proceso las gestiones para darles las Escrituras a todos los vecinos “y eso tiene un gran valor social; nosotros tenemos cómo mostrar estas cosas y lo hacemos de manera transparente, todos los días, porque caminamos el barrio”.

“Más allá del reclamo, que es real porque es difícil caminar por una calle embarrada para llevar un chico a la escuela, al mismo problema lo tienen los vecinos de otros sectores de la ciudad”, añadió.

 

El problema de las calles.

Las calles del barrio sufren el deterioro ocasionado por las inclemencias climáticas incesantes y se han tornado muy riesgosas hasta para entrar caminando al barrio.

Tampoco se puede circular con seguridad en vehículos, razón por la cual está suspendido temporariamente el transporte público, muchos remiseros se rehusan a ingresar y hay problemas con el abastecimiento de los comercios del sector porque sus proveedores no pueden circular por la cantidad de barro y agua acumulada.

En cuanto mejore el clima, las máquinas volverán a las calles y tienen previsto trabajar viernes, sábado y domingo.

Si las medidas anunciadas por el gobierno nacional no afectan a la segunda etapa de mejoras en el barrio, a través del Promeba harán el cordón cuneta y asfalto que lleguen a cubrir esos fondos.

Hugo Cagliero estimó que, a precios de hoy, el dinero de la segunda etapa alcanzaría para todo el cordón cuneta y el asfaltado del 60 por ciento de las calles.

10-05-2018

Te puede interesar