“El rol que no cumplen las instituciones lo cumplimos nosotras”.

Sociedad 04 de mayo de 2018
Anahí Rodríguez forma parte de Sí Mujer, organización que acompaña a quienes salen decírculos de violencia de género. Asesoran y acompañan en denuncias, obtención de botón antipánico, cuota alimentaria y orden de restricción. Denuncian la falta de recursos y capacitación en Tribunales y piden un juzgado especializado en violencia de género.
Sí Mujer

Jesús María. Anahí Rodríguez es acompañante terapéutica y cuenta que Sí Mujer nació en el 2015, luego de hacer público un reclamo por la anulación de la restricción de su ex pareja (un violento ex policía).

Desde entonces, mujeres atravesadas por la misma problemática se sumaron para acompañar a quienes salen de ámbitos violentos. “Surge como ayuda de igual a igual”, asegura la referente local.

Su trabajo es fundamental. Acompañan tratativas en Tribunales para gestionar turnos, botón antipánico, orden de restricción, denuncias, cuotas alimentarias.

Lamentan que este Poder provincial carezca en la ciudad de un juzgado con perspectiva de género y personal capacitado porque así “las víctimas de violencia son, a la vez, víctimas de violencia institucional”.

El sistema existente no se las hace fácil. En la actualidad, el área de Violencia Familiar no distingue entre casos de índole familiar o de violencia de género; todos incurren en el mismo folio. Por eso, consideran urgente la creación de un juzgado especializado en violencia de género, iniciativa impulsada por presidenta de la Delegación Jesús María del Colegio de Abogados, Gabriela Mira, a la cual Sí Mujer adhiere activamente.

El próximo 10 de mayo se presentarán en la Legislatura de Córdoba las firmas que abalan el proyecto.

Por otra parte, la Fiscalía y la Justicia Penal de los Tribunales están separadas por un pasillo, “pero es moneda corriente la falta de comunicación y vinculación entre ambas; no unifican casos ni cruzan variables”.

Anahí Rodríguez afirma que esto es un problema y que el Estado debe mejorar. “Dentro del ideal que tenemos, deseamos que las mejoras vengan de quienes corresponde”, agrega,  “porque el rol que dejan de cumplir las instituciones lo terminamos cumpliendo organizaciones como la nuestra”.

 

Nos gusta lo que hacemos.

El panorama se agrava con el traslado repentino de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de la Municipalidad de Jesús María a La Casa del Joven, en B° Latinoamérica.

La ubicación, a media cuadra de Tribunales, era un lugar estratégico para la vinculación entre el Programa de Género Municipal y Sí Mujer. Anahí sostiene que “no hay prioridad para el género cuando se toman decisiones así”.

A pesar de las adversidades, Rodríguez celebra la existencia de Sí Mujer que, con empeño y sororidad (*) acompaña a otras mujeres: “Nos gusta lo que hacemos”.

Finalmente, convocan a adolescentes mujeres (que cursen Cuarto, Quinto y Sexto años) para conformar la Mesa Juvenil  Sí Mujer, un espacio de debate orientado a la prevención de la violencia.

Será este sábado, 5 de mayo, a las 17:30, en el auditorio de la Sociedad Rural en Jesús María -Tucumán 255-

(*) La palabra Sororidad se refiere a un vínculo de solidaridad, fraternidad y hermandad entre mujeres (se conozcan entre sí o no) en contextos de violencia machista

 

Para agendar.

Sábado 5 de mayo. 17:30. Auditorio de la Sociedad Rural en Jesús María (Tucumán 255). Conformación de la Mesa Juvenil Sí Mujer, un espacio de debate orientado a la prevención de la violencia en el noviazgo, por ejemplo.

04-05-2018

Te puede interesar