No hay dos sin tres.

FESTIVAL 08 de enero de 2017
La tercera noche de Jesús María 2017 brilló con los cantores emblemáticos y las nuevas generaciones que retornan a las raíces.
Escenario noche 2

Jesús María. Los Rojas dejaron todo sobre el escenario en la tercera noche del Festival Nacional de Doma y Folklore, presentando un repertorio con ritmos bien nativos y una entrega destacable: no es sencillo transformar el anfiteatro en un patio de tierra y hacerlo bailar y vibrar, o que aplauda emocionado el bagualeo al que también se animaron.

En el inicio de la televisación, que el sábado tuvo medio centenar de montas, estuvieron Polo Román, el ex Chalchalero que recueda muchos de los éxitos que le cantó a medio mundo el conjunto salteño, y Por siempre Tucu, otra recreación –de Roberto Pérez y “Coco” Martos- que delata el paso del tiempo y el desgaste de tantas noches festivaleras.

Lo de Jorge, Lucio y Alfredo Rojas se destacó largamente en la tercera noche, que prolongó el encuentro con las profundidades de la música popular santiagueña hacia el Chaco salteño, con poco del romanticismo que le gusta a parte del público y la fiesta que buscaban tantos otros. 

De hecho, hacia la medianoche estaba todo desbordado, en el anfiteatro y afuera de él: no había una sola mesa libre para comer o tomar algo en dos cuadras a la redonda, se caminaba lentamente y el calor húmedo invitaba a refrescarse la garganta hasta la hora del barrido final que hace la Policía: las 6.

En el campo, la exhibición de Agrupaciones y Fortines gauchos de Jesús María, Colonia Caroya y Sinsacate, presentada bajo el título “Raíces de mi Tierra”, puso en evidencia el grado de destreza de nuestros criollos, tanto para los movimientos sincronizados como para los juegos de campo, como el de la silla.

El Campeonato Nacional e Internacional de Jineteada recién empieza, pero sorprende el protagonismo de los jinetes de países vecinos: el paraguayo Víctor Vallejos está tercero en Bastos con Encimera, el chileno Jorge Gesell lidera la Gurupa Surera y, en la misma categoría, el brasilero Francisco Sole marcha quinto.

Los Campeones José Martí y Cristian Jacobo se mantienen expectantes, quizá regulando fuerzas, como hacen muchos de los que conocen que esta competencia es larga y sacrificada.

La taquilla de la noche fue de 12.600 personas, totalizando 25.800 en las tres primeras noches. Si, como en festivales anteriores, se necesitan 100 mil entradas vendidas para salvar los gastos, por ahora tienen 800 tickets a favor sobre un promedio necesario de 8.333 entradas.

Esto es ratificado por la estadística oficial de venta de entradas:

Festival 50: 10.640 la primera noche; 10.467 la segunda y 12.441 la tercera. Total: 33.548.

Festival 51: 5.641 la primera noche; 9.018 la segunda y 12.114 la tercera. Total: 26.773.

Festival 52: 3.520 la primera noche; 8.486 la segunda y 12.593 la tercera. Total: 24.599 (2.174 menos que en 2015 y 8.949 menos que en 2014).

08-01-2017