La Rural capacitará en Italia a uno de sus ateneístas.

Negocios 16 de marzo de 2018
El joven ruralista Franco Aguzin se prepara para viajar a Italia a fines de abril. Es el segundo año consecutivo que la entidad apoya estos proyectos.
Franco Aguzin

Jesús María. Franco Aguzin, quien el año pasado sorprendió a la dirigencia asumiendo la presidencia de Ateneo CARTEZ, será apoyado por la Sociedad Rural de Jesús María para que se capacite en el exterior.

El año pasado lo hizo con Lautaro Alvarez, ateneísta que viajó a Nueva Zelanda, y esta vez el elegido estará en Italia durante seis meses, por el momento en la provincia de Udine, donde conocerá las últimas innovaciones en materia de producción de vinos y chacinados.

A fines del año pasado se presentaron tres ateneístas con la intención de viajar. Dos tuvieron propuestas de trabajo muy importantes y en Asamblea se votó por Franco.

Sobre su destino, explicó que buscan “potenciar el desarrollo productivo de nuestra zona a partir de los conocimientos e innovaciones tecnológicas de países referentes”.

“La SRJM apuesta mucho en sus jóvenes; es la institución que nos facilita esta oportunidad única para muchos de nosotros; más allá del apoyo económico que nos brinda, es fundamental también el acompañamiento y la confianza que nos hace sentir”, reflexiona.

Consultado sobre el objetivo que persigue la institución al apoyar estos viajes, sostiene: “La Rural siempre quiere estar un paso más allá. Busca que nos abramos a un mundo cada vez más conectado, que avanza de forma exponencial y que necesita soluciones globales. No se cierra sólo en capacitarnos en el agro. Quiere que aprendamos a gestionar, a solucionar problemas, a crear redes de trabajo, a ser creativos e innovadores”.

Al hablar de sus expectativas personales, Franco Aguzin dice que tiene tres: “Conocer y aprender de otras culturas, para saber cómo estamos paramos en el contexto internacional; traer aportes útiles para La Rural y el desarrollo productivo de la zona; y disfrutar y aprovechar al máximo esta oportunidad única”.

“Cuando te metés de lleno en la Sociedad Rural te das cuenta que la realidad muchas veces no figura en los libros; en mi caso, la capacitación agropecuaria arrancó en el secundario, en el colegio Pío León, y a partir de este viaje me gustaría abrir la cabeza a otras realidades sociales y productivas y ver si pueden ser realizadas en nuestra zona y todo el Norte de Córdoba”, concluye.

16-03-2018

Te puede interesar