“Hay una discriminación de los usuarios de las empresas de la economía social con respecto a los de la EPEC”.

Economía 21 de febrero de 2018
Lo sostuvo el presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Ing. Omar Fantini, en relación a que la EPEC le vende la energía a las cooperativas como grandes consumidores en lugar de darles un tratamiento de distribuidores.
Omar Fantini

Colonia Caroya. “El Gobierno de la Provincia, a través de la EPEC, nos tiene catalogados como grandes consumidores en lugar de como distribuidores; con este tratamiento, EPEC compra a un valor determinado la energía, pero a las cooperativas no se lo mantiene, sino que se lo revende como a grandes consumidores; esto es desigualdad ante la ley y discriminación de los usuarios de las empresas de la economía social con respecto a los de la EPEC”, sostuvo contundente el presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Ing. Omar Fantini.

El tema ya les fue planteado a legisladores provinciales, a fin de que impulsen una modificación de la ley que genera esta disparidad.

Actualmente, el sistema cooperativo atiende el servicio eléctrico en el 70 por ciento del territorio provincial, donde está el 30 por ciento de la población; y la EPEC provee al 30 por ciento del territorio, en el cual vive el 70 por ciento de la población. Esto hace que el costo de la energía de las cooperativas sea superior: las distancias a cubrir son mayores, la dispersión en la redes aumenta y las pérdidas en el sistema son más cuantiosas.

Por otra parte, a los precios de los insumos de las cooperativas los marca el mercado y a las tarifas las fija el gobierno provincial, que tiene en cuenta los aspectos económicos del tema, pero también los políticos.

Con menor rentabilidad, las inversiones provocaron la reducción de la ganancia con respecto a otros años. Y estas inversiones no son sólo para la provisión de energía eléctrica, sino para todo el resto de los servicios prestados, aún cuando no les permiten aumentarlos. Por ejemplo, hace del año 1998 que el valor del pulso telefónico es el mismo. Y darle agua a Colonia Caroya cuesta más que lo recuperado con la recaudación.

La Cooperativa también salió al cruce de las críticas por lo que gasta en servicios sociales, como el Banco de Sangre, el préstamo de elementos ortopédicos, una ambulancia y un vehículo de traslado que hacen dos viajes diarios a Córdoba como mínimo. Todos ellos ayudan a la salud de la población y al igual que la atención personalizada, los pedidos de prórroga y las refinanciaciones de Facturas, “no los da EPEC”.

21-02-2018