La noche de los 10 palos.

FESTIVAL 11 de enero Por
Sólo la presencia de Abel Pintos permitió facturar tantos millones de pesos en entradas. La taquilla de esta edición ya es mejor que la del año pasado.
DSC_0895

Jesús María. A las 17 del miércoles ya había 14 mil entradas vendidas de manera anticipada para la noche de Abel Pintos. Luego, hasta la 1:30 de la madrugada, se cortaron otros 10 mil boletos.

Fueron más de 24 mil personas las que entraron ayer al Festival, como en el mejor año de este cantante en Jesús María, alcanzando la taquilla de la actuación en 2015, cuando la fiesta cumplió el cincuentenario.  En la comparación, superó ampliamente lo de los últimos dos años.

El cálculo no es tan difícil de sacar: entraron más de 10 millones de pesos por las entradas generales cortadas, por las plateas vendidas y por las conservadoras (aunque nunca se informó ningún dato de éste último ítem).

Nunca entró tanta plata junta en una noche y aunque el propio Abel Pintos dijo no querer adjudicarse el éxito de la noche, si él no hubiese estado hubiera entrado menos de la mitad de público. 

Entre 5 y 6 millones de pesos corresponden a quienes sólo fueron a ver su espectáculo. La contratación por 1,6 millón de pesos termina siendo la mejor inversión: Abel le dio más de 3 millones “limpios” al Festival que son de “su propio público”.

Aunque falte para alcanzar el piso de entradas que cubra los costos totales de la edición, los organizadores desbordan de felicidad.

Hasta la noche séptima, se vendieron 78 mil entradas, tres mil más que el año pasado a esta misma altura. 

11-01-2018

Te puede interesar