Deserción escolar y Educación Sexual: preocupaciones del Concejo Joven.

Política 14 de diciembre de 2017
Los adolescentes presentaron dos proyectos de ordenanza para crear becas estudiantiles y un programa municipal que aborde la sexualidad que no aprenden en los colegios. Presentaron estadísticas interesantes.
Concejo Joven CC

Colonia  Caroya. Con un trabajo previo de encuestas y revisión de censos nacionales, los integrantes del Concejo Joven de esta ciudad armaron dos proyectos sobre dos problemáticas que los atraviesa: uno de ordenanza y otro de resolución.

La deserción escolar y la Educación Sexual fueron analizados por los adolescentes representantes de diferentes colegios locales y coordinados por el Lic. Eduardo Pereyra.

Los chicos propusieron crear un programa municipal de becas estudiantiles para reducir el porcentaje de alumnos que no terminan los estudios de Nivel Medio.

En la presentación, corrigieron un término usado últimamente por el gobierno provincial: “los Ni-Ni” (ni estudian ni trabajan).

“El 80 por ciento de los que están en esa condición no es por su voluntad; deben abandonar el colegio para cuidar a alguien de su familia mientras los padres trabajan o son obligados a trabajar a temprana edad aunque en empleos informales”, dijeron.

En el Censo Nacional 2001, el 50 por ciento de los mayores de 15 años habían abandonado la escuela. En el relevamiento de 2010, la cifra fue del 49 por ciento.

La intención de los concejales juveniles es generar un sistema municipal que ayude económicamente a chicos que están en riesgo de deserción, principalmente desde Segundo Año.

Tampoco cambió el número de profesionales en la ciudad: en 2001, el 7 por ciento de la población tenía título superior; nueve años después, el 6 por ciento.

 

De eso todavía no se habla.

Además, propusieron una resolución para que la Municipalidad instrumente un plan de Educación Sexual con acceso a información que, según los chicos, en el ámbito escolar no reciben.

Cuatro de cada cinco adolescentes encuestados tienen respuesta si le preguntan, personalmente, a algún profesor sobre el tema, pero todos coinciden en que no hay espacios colectivos para abordarlos.

Con un total de 139 opiniones, otro dato que impactó es que la gran mayoría quiere aprender sobre sexualidad para conocer los métodos anticonceptivos más que para aprender sobre enfermedades de transmisión sexual.

“Vemos que los profesores de más edad, directamente, evitan hablar del tema; y los más jóvenes quieren, pero no recibieron la capacitación adecuada para que sean debates útiles, pese a que hay leyes que nos dan el derecho a saber; es nuestro cuerpo y con él vamos a convivir siempre, necesitamos la información para cuidarlo”, agregaron los jóvenes después de la presentación ante el Concejo Deliberante “mayor”, que ahora deberá analizar los proyectos y decidir si los aprueba.

14-12-2017