Brandán anuncia un plan de adjudicación de lotes para 2018.

Urbanismo 01 de diciembre
En marzo empezaría a sortear tandas de terrenos urbanos a pagar con una cuota inicial de 50 mil pesos y el saldo a 10 años. El Intendente espera planes de viviendas de la Provincia y la Nación.
Firma de Escritura
Firma de Escritura

Colonia Caroya. El intendente Gustavo Brandán empezará el próximo año con la adjudicación de terrenos a familias con necesidad habitacional.

En un programa que ha denominado “Terra Nostra” -como la recordada novela brasileña- pretende sortear sitios en la zona urbana con facilidades de pago.

Hasta el momento, los programas municipales de vivienda sólo permitieron sortear cinco con llave en mano en los últimos tres años y 10 kits de materiales.

Hoy no hay perspectiva de más casas terminadas. En consecuencia, Brandán debió anunciar este nuevo plan para calmar la ansiedad de la comunidad que espera soluciones inmobiliarias.

Considerando la importante cantidad de loteos que se están haciendo en zona urbana, varias fracciones le corresponden al municipio y el Intendente decidirá qué hacer.

En el lote de Nores, por ejemplo, una manzana completa que le corresponde al Estado local irá para hacer la Escuela PROA.

Detrás del Parque de Guyón, donde se aprobaron tres grandes subdivisiones, se hará un dispensario. El resto será para sortear. Se cree que pueden ser entre 40 y 50 durante todo el 2018.

Los primeros estarán en el lote de Edgar Difilippo, en el lote ubicado frente a Arcor, entre el Destacamento Móvil 3 de Gendarmería Nacional y B° Malabrigo.

Si bien el Intendente anunció que se adjudicarían en la primera semana de febrero, posiblemente, el sorteo se haga en marzo considerando los tiempos que demandan los trámites previos de inscripción y confirmación del padrón definitivo.

Según se informó, la intención es que los requisitos sean flexibles, especialmente con la demostración de los ingresos familiares y garantes, para que la gran mayoría pueda participar de la instancia.

El pago propone una cuota inicial de 50 mil pesos y el resto financiado a 10 años, con aportes mensuales de entre 2 mil y 2500 pesos en los primeros meses, ya que el valor se regirá con el precio de la bolsa de cemento.

Este plan municipal se hará con terrenos del Estado. El Intendente decidió armar un programa local y dejar que la Provincia negocie con privados la adquisición de otros sitios para el “Lo Tengo”, que por ahora no tiene bajada ni en Caroya ni en Jesús María.

01-12-2017

Te puede interesar