Responsabilizaron a vecinos por un desborde cloacal.

Urbanismo 14 de noviembre
La Municipalidad sostiene que arrojaron elementos indebidos al sistema de cloacas y lo obstruyeron. El viernes y el sábado, el agua servida se acumuló frente a varias viviendas de vecinos caroyenses.
Cloacas rebalsadas

Jesús María. La obstrucción de un conducto cloacal en la intersección de las calles Río Gallegos y Paso de los Andes derivó, el fin de semana, en el desborde de aguas servidas en el sector, alcanzando también el ejido de Colonia Caroya.

Cuando los empleados municipales llegaron al lugar, abrieron la tapa de la cámara de inspección y se encontraron con botellas, piedras y otros elementos, causantes del colapso del sistema de cloacas.

Durante casi 24 horas, los líquidos se estancaron delante de viviendas ubicadas frente al Cementerio Parque.

Al respecto, el secretario de Ambiente y Servicios Públicos de la Municipalidad, Ing. Agr. Hugo Cagliero, dijo que el inconveniente se solucionó durante el fin de semana y le apuntó a los vecinos que arrojan objetos extraños a la red y provocan el brote de aguas negras.

“Esas cosas terminan ahí porque alguien los tira; la gente no comprende el verdadero problema que se genera: cuando se traba un ducto siempre hay derrame de líquido cloacal”, señaló el funcionario.

En lo que va del año, la Municipalidad ya detectó tres obstrucciones de este tipo, a las que el responsable de Servicios Públicos calificó de “vandálicas”. Por ese motivo, pidió a la población que colabore y “no arroje elementos indebidos en las cámaras del sistema”.

14-11-2017

Te puede interesar