Una investigación paciente dio frutos en el caso Cadamuro.

Policiales 16/06/2017
El hallazgo del cuerpo sin vida de “Maru” abre nuevas instancias judiciales y permitirá investigar sobre pistas más firmes que cerrarían el círculo de la hipótesis de la Fiscalía.

Villa Gutiérrez. Al campo donde fue encontrado el cuerpo la sin vida de María Eugenia Cadamuro se ingresa por un camino que conduce hacia el Norte a la altura del Km 789 de la Ruta Nacional 60, muy próximo a esta localidad.

Esas tierras fueron alquiladas y sembradas por Jeremías Sanz, hijo de “Maru” que permanece detenido en el Penal de Bouwer imputado de “privación ilegítima de la libertad doblemente agravado por el vínculo”.

En horas de la mañana comenzó la búsqueda en un maizal y a unos 1000 m., al pie de un añoso algarrobo, los investigadores se detuvieron.

“Se suscitó una particularidad: se veían unas grietas con una forma particular, lo que llevó a que se trabajara un poco más específico”, explicó el Crio. Insp. Aldo Espadachini, Jefe accidental de la Unidad Regional Departamental Colón, a cargo del operativo.

También acudió al lugar el Jefe de Departamentales Norte de la Policía, Crio. Gral. Félix Medardo Quinteros, quien declaró: “Se ha realizado una pequeña excavación de unos 60 cm aproximadamente. Y se ha encontrado una punta de una zapatilla de color negro. Ante esa situación se ha puesto en conocimiento al Fiscal de Instrucción, éste ha convocado a los gabinetes técnicos de la Policía Judicial y estamos al aguardo de que ellos vengan al lugar para poder determinar qué puede haber en este sitio”.

Una vez encontrado ese resto, los policías dejaron de excavar para esperar instrucciones de los especialistas.

Muerte de Maru

Cerca de las 15 exhumaron un cuerpo que había en el sitio señalado. Según trascendió, tiene signos de violencia que arrojan pistas sobre las circunstancias en que murió: aparentemente, por un disparo de arma de fuego en la cabeza.

En el campo sólo estuvieron los policías, los equipos técnicos forenses y personal de la Fiscalía Jesús María. Inclusive, los familiares y allegados que intentaron ingresar, no pudieron hacerlo.

El Fiscal podrá cambiar la carátula del hecho, ya que no investiga más una desaparición, sino un homicidio.

También podría ordenar más pericias y detenciones, debido a que es probable que haya una cadena de encubrimiento. Inclusive, hay investigadores que presumen que cinco o seis personas habrían estado al tanto de lo que pasó.

De este modo, muchas conjeturas –algunas muy morbosas y malintencionadas- quedan en el anecdotario de un hecho lamentable sobre el cual se seguirá investigando.

El hallazgo de los restos de “Maru” es, sin duda, lo único importante que surgió desde que se filtró la información de los resultados de las pericias en vehículos secuestrados.

El estudio de sus propios restos podría aportar los indicios que faltan para reconstruir esta triste historia.

16-06-2017

Te puede interesar