La nueva terminal volvió a ser tema de discusión en el Concejo.

Urbanismo El viernes
La intendenta Ispizua y funcionarios de su gabinete se reunieron con los concejales para responder a las dudas de la UCR. Para el edil radical Federico Zárate, al Ejecutivo le faltó “planificación”.
Terminal 3
Terminal 3

Jesús María. En meses de transición de gobierno, la nueva Terminal de Ómnibus se convirtió en foco de tensión en el Concejo Deliberante.

Después de reiterados pedidos de informe por parte del bloque de la UCR, la intendenta Mariana Ispizua y funcionarios de su gabinete se reunieron con los ediles y, durante casi una hora, expusieron los pormenores del proyecto y respondieron consultas.

En primer lugar, la primera mandataria municipal se refirió al lugar elegido para el emplazamiento de la nueva estación: el sitio donde, actualmente, funciona el obrador, comprendido entre las calles Pedro J. Frías, Juan B. Alberdi, Mauricio Yadarola y Bolivia.

Explicó que otra de las alternativas era el terreno que está ubicado en la intersección de Av. 28 de Julio y calle San Juan, propiedad de la Sociedad Rural de Jesús María, “pero todo se fue dilatando” y no se llegó a una negociación con la entidad.

Una vez que tomaron la decisión de optar por el obrador, cuya factibilidad está avalada por un estudio de la UNC, la Municipalidad fue presentando todo lo que el BID iba exigiendo, según detalló Ispizua.

El proceso se inició en 2017 y, en junio de este año, el organismo internacional otorgó la no objeción para llevar adelante la obra, con la promesa de un aporte de poco más de 140 millones de pesos.

 

¿Crédito o subsidio?

Los concejales del Radicalismo intentaron confirmar ante las autoridades locales si lo que otorga el BID para costear la obra de la terminal es un crédito o un aporte no reembolsable.

Sin embargo, la propia intendenta reconoció que no tiene la certeza de qué tipo de financiamiento es.

“El plan 2929 del organismo establece que los fondos son no reembolsables para el municipio; estos fondos en dólares fueron girados a la Nación durante el gobierno de Cristina Kirchner y están asignados a la provincia de Córdoba; la duda está en si la devolución se la cobrarían o no al municipio, pero legalmente no hay absolutamente nada”, explicó.

“Ahora resta que el gobierno provincial tome la decisión política de destinar ese dinero a la obra de la terminal”, dijo.

Y aclaró que el aporte millonario no ingresará a las arcas municipales, sino que la Provincia es la encargada de licitar y adjudicar la construcción de la nueva terminal. El gobierno local sólo debe designar a un técnico veedor para que controle la ejecución.

 

Obras complementarias.

Durante la sesión, el concejal radical José Capellino consultó, nuevamente -lo había hecho en la audiencia pública- si el Ejecutivo tenía las estimaciones del costo que implicarán las obras complementarias que deben realizarse por el emplazamiento de la nueva terminal.

Las mismas son la reubicación de todas las áreas administrativas y operativas que actualmente funcionan en el obrador y la intervención de los ingresos urbanos de la Ruta Nacional 9, que se convertirán en corredores de ingreso y egreso de los colectivos.

Al respecto, la Intendenta respondió: “El gobernador Schiaretti se comprometió a ejecutar los accesos de la ruta. No veo ningún obstáculo, si está la decisión política del gobierno provincial”.

Sobre la relocalización de las dependencias municipales, señaló que “hay varias alternativas”. Entre ellas, planteó la posibilidad de que algunas áreas puedan funcionar en las oficinas de la sede del centro, que actualmente están desocupadas.

También mencionó que existe un proyecto de ampliación y refuncionalización del edificio del  ex IMEI, diseñado por la secretaria de Desarrollo Urbano, Mariana Díaz.

Sobre este tema, los ediles radicales fueron críticos y plantearon que el Ejecutivo tuvo falencias de planificación.

 

“Satisfechos”.

Al finalizar la sesión, el concejal Federico Zárate dijo estar “satisfecho” por la voluntad de los funcionarios de asistir al Concejo para brindar información precisa sobre el proyecto de la terminal, pero consideró que aún “hay muchas cuestiones en el aire, por ejemplo, el hecho de que no sepamos si es un aporte reintegrable o no”.

“Cualquier proyecto trata de tener todo previsto económicamente; es fundamental la planificación en obras de esta envergadura”, agregó.

13-09-2019