Cañada de Luque: aumentaron los visitantes a la Reserva Natural

Economía 31 de agosto de 2019
Es un atractivo que disfrutan mucho quienes gustan de safaris fotográficos y avistaje de aves. El intendente Víctor Molina gestiona recursos para mejorar sus accesos e infraestructura.
Reserva de Cañada de Luque

Cañada de Luque. La Municipalidad de esta localidad puso en marcha, hace varios años, un proyecto para generar puestos de trabajo a partir del turismo no tradicional.

Recientemente, con fondos municipales ha comprado una vieja casona próxima a la Estación del Ferrocarril, que actualmente es el centro de un complejo histórico- cultural.

Cabe recordar que, en sus orígenes, Cañada de Luque era una población desarrollada alrededor del ferrocarril. Por lo tanto, esa zona fue el centro del pueblo hasta que se hizo la actual ruta.

En ella tiene planificado hacer una posada rural, con cinco o seis habitaciones, que una vez puesta en marcha pueda ser tercerizada.

Simultáneamente, abrió talleres de gastronomía en la Universidad Popular para empezar a preparar mano de obra calificada.

Este proyecto es parte de otro mayor, que tiene varios frentes a encarar. El objetivo es transformar a la localidad en un punto de referencia de viajeros que transiten por la Ruta Provincial 17. Desde Villa del Totoral hasta Obispo Trejo no hay un lugar donde hospedarse ni descansar.

Las posibilidades de éxito de nuevas actividades de este tipo aumentarán cuando se termine la ruta que unirá el paso de la Cordillera de los Andes con Brasil. Uno de sus tramos es la actual ruta que pasa por Cañada de Luque.

Por eso, la Municipalidad buscará financiación para mejorar el acceso a la localidad e inversores para dotarla de un buen parador y estación de servicio.

La Reserva.
Uno de los atractivos que tiene pensado potenciar es la Reserva Natural creada hace algunos años.

En 2018, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, José Lino Barañao, le adjudicó al municipio un aporte no reembolsable de 400 mil pesos para la ejecución del proyecto “Enriquecimiento de la Reserva Natural Municipal de Cañada de Luque”.

Esta propuesta fue incluida en la línea de apoyo tecnológico al sector Turismo, destinado a museos de ciencias y tecnología, sitios paleontológicos y arqueológicos y áreas naturales protegidas.

El predio tiene 6 hectáreas y está destinado a la observación de aves y protección del bosque nativo.

La reserva se complementa con la actividad del Centro Regional de Interpretación de la Naturaleza, que funciona en el antiguo edificio de la Escuela Ramón J. Cárcano e IPEA 113, donde también desarrolla sus actividades la Universidad Popular de Cañada de Luque. En él se puede ver, previo a la visita a la Reserva, un completo panorama de la flora y la fauna que se encuentra en la misma.

Con la coordinación del fotógrafo Guillermo Galliano, presidente de la Fundación Mil Aves, varios grupos de observadores de pájaros visitaron este sitio.

En estas “excursiones”, Galliano destaca la importancia de la conservación de los tres estratos del monte nativo necesarios para la biodiversidad del lugar.

A partir del inicio de estas actividades, en la Reserva colocaron cartelería que permite que más gente conozca y cuide este bello lugar, refugio de tantas aves silvestres.

Además, han logrado la contratación de una Guardaparque -la carrera se dicta en la Universidad Provincial de Córdoba- y la instalación de un escondite o “hide” para fotografiar la naturaleza.

La Municipalidad pretende hacer mejoras en este lugar y ya gestiona aportes económicos estatales para lograrlo.

Quienes disfrutan de safaris fotográficos y avistaje de aves, tienen en esta Reserva una opción muy entretenida con el agregado de valor de que hay algunas especies que sólo pueden verse en ella.

El intendente Víctor Molina también está interesado en proteger un campo próximo a la localidad, donde hay unas 400 hectáreas de bosque nativo.

31-08-2019