¿Por qué las vacunas son un derecho individual, una obligación y un bien social?

Sociedad 01 de febrero de 2019
Contra los mitos existentes, el subsecretario de Salud, Dr. Diego Almada, afirma que es necesario construir y defender certezas a favor de la vida y que, sin dudas, las vacunas es una de ellas.
Diego Almada
Diego Almada

Jesús María. De un tiempo a esta parte, la eficacia de las vacunas como acción preventiva se ha puesto en duda. Ante ello, el subsecretario de Salud de la Municipalidad, Dr. Diego Almada, asegura que ese “desconocimiento es riesgoso y costoso” y que las vacunas son un derecho individual, una obligación y un bien social.

Asegura que “no vacunar es un atentado contra la salud pública”, puesto que un sujeto no vacunado pone en riesgo su vida y la de quienes lo rodean. Explica que el “efecto rebaño” es aquel que se logra tras la inmunización otorgada por las vacunas, reduciendo la diseminación de enfermedades y la aparición de epidemias.

Dice al respecto: “La inmunización es un componente esencial del derecho humano a la Salud, son una responsabilidad de individuos, comunidades y gobiernos, y debemos considerarlo como tal”. Destaca que cada vacuna fue sometida a un riguroso procedimiento que controla su eficacia y su seguridad, que son vigiladas continuamente y se registran sus efectos adversos, los cuales “pueden surgir, pero siguen siendo menos lesivos y menos frecuentes que el padecimiento de la enfermedad contra la cual protegen”.

Para el doctor, en la actualidad “estamos bombardeados por falsas noticias y vivencias personales ‘globales’ que se tergiversan y que son utilizadas para generar sensacionalismo, desconfianza y temor”. Destaca que es un hecho que las vacunas salvan vidas y que no aplicarlas es un riesgo individual y colectivo.

 

La prevención, acción.

A nivel local, el área emprende un fuerte trabajo de prevención en las escuelas y de sensibilización, orientado a las familias.

El año pasado realizaron una campaña contra el sarampión y los resultados fueron buenos. Aclara que la meta era del 95 por ciento y que en algunos casos se logró. Por ejemplo, en la edad de ingreso escolar fue el 98 por ciento. En otros no fue así, como la vacuna contra el HPV, que apenas llegó al 55 por ciento.

El HPV es el virus del Papiloma Humano, que causa cáncer de útero, razón por la cual mueren 2 mil mujeres por año. Se puede prevenir mediante la aplicación de una vacuna que está disponible y es gratuita para mujeres nacidas desde el 2000 y varones de la clase 2006 en adelante. Se aplican dos dosis que deben ser completadas y, una vez más, Almada afirma: “Su eficacia está probada”.

El equipo a cargo del Centro de Atención Municipal, ubicado en Almafuerte 451, invita a los vecinos a que se acerquen y evacuen sus dudas y consultas.

 

01-02-2019

Boletín de noticias