Acordaron el pago de honorarios por el juicio del kartódromo.

Sociedad 16 de agosto de 2019
La regulación se dictaminó en 2012. Actualizada, la deuda superó los 7 millones de pesos. La Municipalidad de Colonia Caroya se desprenderá de cuatro terrenos para saldarla.
Karting Asfalto 2018
Karting Asfalto 2018

Colonia Caroya. Desde hace una década, todo el que pasaba por los más altos cargos municipales se preguntaba qué pasaría cuando los abogados Marcos Pereyra y Ricardo Fasolis cobraran los honorarios por el recordado juicio del Kartódromo, favorable al Estado.

A 11 años del fallo del Tribunal de Justicia y a siete de la regulación del costo laboral a los abogados que defendieron a la Municipalidad, finalmente, se llegó a un acuerdo sin que la gestión ponga dinero en efectivo.

El trato se cumplirá con la entrega de cuatro terrenos que cubren la deuda que había con los profesionales.

Una reseña.
El juicio del Kartódromo fue una demanda de Alberto Gabbarini y Mario Vicente por la posesión del predio donde estas personas hicieron la pista, mediante un contrato de comodato que, posteriormente, quisieron declarar como nulo.

En 2003 salió el primer fallo en Tribunales locales en contra de los demandantes.

Un año después, la Cámara de Apelaciones ratificó esa resolución y, en 2008, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ordenó la restitución del Autódromo y Kartódromo a la Municipalidad, propietaria del predio, aunque se encontraba en ejido de Jesús María (ahora está en jurisdicción caroyense).

Una vez en manos del Estado, quien debía afrontar los costos de los honorarios era la parte perdedora del litigio, pero al declararse insolvente, es la misma Municipalidad quien debe cubrir los honorarios de sus abogados, que lograron la recuperación del complejo “Valentín Lauret”.

En 2012, el TSJ fijó que el monto a pagar a Marcos Pereyra y Ricardo Fasolis era un millón de pesos, una cifra imposible de erogar en ese momento. El Intendente era Luis Grión y, aunque hubo un intento de acuerdo, fracasó.

Por cada año que transcurría sin que se abone esa acreencia, la Justicia actualizaba los valores y éstos que crecían exponencialmente: en 2018 superaron los 7 millones de pesos.

Dispuesto a acordar para evitar la acumulación de la deuda, el intendente Gustavo Brandán logró que el Concejo Deliberante autorice a negociar litigios judiciales con bienes inmuebles y esa fue la solución para este caso.

Cómo se paga.
Los 7,23 millones -congelados al año anterior- serán abonados con cuatro terrenos (dos de 858 m2 y dos de 623 m2) que la Municipalidad recibió como pago de un loteo aprobado en zona urbana.

Los concejales aprobaron el acuerdo en primera lectura y deben esperar la audiencia pública y el plazo de 15 días para la sanción definitiva.

En las autoridades hay alivio por la cancelación de una deuda de hace siete años y que se saldará sin u- sar fondos en efectivo.

16-08-2019

Boletín de noticias