Quieren que los padres de menores vándalos paguen los daños.

Seguridad 19 de julio de 2019
Por primera vez en cinco años logran aprehender a quienes destruyen las garitas de colectivos en Av. San Martín. Más de la mitad de los refugios sufrió vandalismo.
Garita rota

Colonia Caroya. Por la Feria Judicial, la Municipalidad de local aún no pudo acceder al sumario por la aprehensión de cinco menores de edad que el lunes fueron trasladados a la Comisaría por romper una garita de colectivos.

El episodio ocurrió en Av. San Martín y Calle 10, a la 1:30. Un vecino los vio y llamó a la Policía.

El vidrio de la parada quedó totalmente destruido, pero la escena pasa desapercibida para los usuarios del transporte de pasajeros, ya que más de la mitad de los refugios están dañados.

Desde la Asesoría Letrada indicaron que investigarán a fondo para lograr que los padres de esos chicos, de entre 15 y 16 años, paguen por los daños ocasionados.

Es la primera vez en cinco años -desde que colocaron los refugios, en la gestión de Luis Grión- que atrapan a quienes los rompen, pese a que son el blanco constante de ataques.

En la mayoría, los vidrios están rotos o retirados por haber sido dañados y la Municipalidad decidió no repararlos más ni cambiarlos.

“La última inversión fue de 70 mil pesos para la reposición de los vidrios, pero a los tres meses ya no quedaba ninguno sano”, indicó el secretario de Obras Públicas, Arq. Adrián Zanier.

Aunque muchos estén estéticamente muy feos, la orden es no invertir más dinero en mantener estructuras que son destruídas al poco tiempo.

Las autoridades municipales analizan dejar los refugios sin protección y colocar un material más costoso, pero más duradero. Tampoco descartan modificarlos.

19-07-2019

Boletín de noticias