La osadía de dos mujeres permitió detener a estafadores telefónicos.

Seguridad 14 de febrero
Recibieron la llamada y fingieron tener dinero “antes que pierda vigencia”. Durante dos horas sostuvieron en línea a los delincuentes y le avisaron a la Comisaría. Hay tres detenidos.
Anciana hablando por teléfono

Colonia Caroya. Cansadas de recibir llamados telefónicos de estafadores virtuales, un día se propusieron seguirles el juego.

Es el caso de dos hermanas que viven en Calle 20 Sur.

El sábado a la tarde, sonó el teléfono y del otro lado se escuchó: “Hola nona”.

“- Sí, querida, cómo estás?”, le respondió la mujer, sabiendo que se trataba de estafadores.

En la llamada, una voz de una mujer le advirtió que los billetes de 100 pesos “con la cara de Julio A. Roca y Evita” se vencían el fin de semana y que era necesario entregar la plata al Banco para que el lunes le reintegren los billetes válidos.

Las mujeres le siguieron el “juego” y hasta inventaron los números de serie de los billetes que, supuestamente, tenían ahorrados.

Aunque la dueña de casa cortaba, los delincuentes seguían llamando hasta que pactaron el retiro del dinero.

Les dijeron que iba a ir un “contador rubio, bonito y encantador”, la misma descripción que los anteriores llamados a otras familias donde el robo se concretó.

Mientras tanto, la Policía ya estaba advertida y montó un operativo con móviles de civil por el lugar.

Cerca de las 20, un Peugeot 307 negro, con tres ocupantes, empezó a rondar el barrio.

Hubo un llamado: “Le habla el Contador, ¿nos puede decir cómo es su casa que no la encuentro?”.

Pero no pasaron muchos minutos para que la Policía los interceptara y los detuviera.

Eran tres personas oriundas de Córdoba, de la comunidad gitana. Un hombre de 40 y otro de 18 y una mujer de 21 (la supuesta nieta), quedaron imputados del delito de estafa en grado de tentativa.

La Policía cree que son los mismos que lograron robar medio millón de pesos en tres casos de “cuento del tío” cuyas víctimas fueron jubilados de Jesús María y Colonia Caroya que creyeron el engaño de la “vigencia de los billetes”.

Al ser consultada, una de las mujeres de la historia policial que desbarató la banda de estafadores, dijo: “Yo le recomiendo a la gente que corte la llamada. Nosotros le seguimos el juego porque teníamos tiempo para hacerlo, pero en cierto momento nos desesperamos porque no sabíamos cómo iba a terminar la situación. La Policía actuó rápido”.

14-02-2017

Te puede interesar