Más mujeres denunciarán al pastor acusado de abuso sexual.

Policiales 28 de marzo de 2018
El imputado tiene 52 años y fue detenido el lunes por orden de la Fiscalía de Jesús María. Hasta el momento, se presentaron siete en la Unidad Judicial, pero habría más de 15 casos.
Iglesia Josafat

Jesús María. Un pastor de una iglesia evangélica de esta ciudad fue detenido el lunes, acusado de abuso sexual.

El hombre, de apellido Peralta y de 52 años, fue denunciado por siete mujeres mayores de edad, según confirmó el fiscal de la causa, Martín Berger.

Una de las víctimas indicó que se presentó en la Unidad Judicial el sábado pasado y que son entre 15 y 18 las mujeres de diferentes edades que sufrieron el acoso de este hombre, al menos hasta ahora.

Todo se desencadenó en las últimas semanas cuando, sin razón, algunas familias que acudían a la iglesia cristiana Josafat se alejaron.

Primero fue una, luego una segunda y otra más. Algo estaba ocurriendo.

Al ponerse en contacto entre ellos, confesaron los abusos del pastor y todos tenían la misma versión. Abandonaron las reuniones, pero no denunciaron hasta este fin de semana.

“Estamos investigando, pero algunos casos habrían sido con acceso y otros sin acceso carnal”, señaló Berger.

El acusado fue detenido tras un allanamiento que se concretó en su domicilio de Bº Sierras y Parque.

 

Usó a Dios para su impunidad.

Peralta y su esposa son los líderes de esta iglesia que está en calle Juan Domingo Perón, paralela a la Ruta 9, a metros de la calle Costa Rica, en un salón alquilado.

Con los aportes de los fieles estaban acumulando el dinero para la compra de un terreno. Al me- nos eso informaban en las reuniones semanales.

Berger precisó, además, que, según lo denunciado, todos los casos se habrían dado mientras el pastor cumplía con su labor en la iglesia.

Según testimonios de las víctimas, Peralta las encerraba en su oficina -adentro del templo- y allí cometía los abusos.

Luego, las amenazaba para que no denuncien porque “iban a quedar como ridículas ante su propia familia” y porque “nadie les iba a creer”.

Incluso, les decía que “Dios estaba con él” y que si hablaban iban a caerles “maldiciones”, usando como ejemplo algunos pasajes bíblicos.

La comunidad cristiana que asistía a Josafat asegura que Peralta era pastor hace más de 30 años y que, previamente, había pasado por otras iglesias donde también fue denunciado por los mismos delitos, aunque no hubo una respuesta de la Fiscalía en ese momento.

Por eso, al mediatizarse este escándalo, varias mujeres también se contactaron con las “nuevas” víctimas para contar lo ocurrido hace cinco o seis años.

Hasta el cierre de esta edición, el imputado continuaba detenido en la Comisaría de Jesús María a disposición de la Justicia y se analizaba su traslado a la cárcel de Bouwer.

28-03-2018

Te puede interesar