Interceptaron y amenazaron a un camionero en medio del reclamo.

Seguridad 04 de febrero de 2018
El dueño de una unidad que transportaba maíz denunció que un grupo de "piqueteros" obligó al chofer a frenar la marcha. Iba con carga por Ruta A-74 y fue considerado como una "traición" mientras sus colegas protestan en Sinsacate. Todo terminó en la Comisaría de Colonia Caroya.
camion

Colonia Caroya. El clima de tensión por el reclamo de un grupo de camioneros de la zona por poco termina mal.

El sábado al mediodía, un camión cargado con maíz terminó en la Comisaría de Colonia Caroya,  acusaban al chofer de circular en infracción y al presidente del Concejo Deliberante, Alejandro Ghisiglieri, por intervenir a su favor. 

Sin embargo, los testimonios aseguran otra cosa: el dueño de la unidad en cuestión afirmó que llevaba la carga de un campo a otro para alimentos de animales.

Al llegar a la curva de Tinoco, en la Ruta A-74, fue interceptado por dos vehículos que lo obligaron a frenar.

De los autos bajaron varias personas amenazando al chofer a que se una a la protesta o le prenderían fuego el transporte o le abrirían las boquillas para vaciarlo.

Acorralado, el conductor se encaminó para ir al "piquete" en la rotonda de Sinsacate, pero el propietario denunció la situación y pidió que la Policía haga efectivo el libre tránsito para que pudiera descargar el maíz donde lo esperaban.

En las redes sociales, los "piqueteros" quisieron justificar su accionar diciendo que esa unidad iba "sin documentación , destapado y, posiblemente, excedido de peso" y que "estaría evadiendo impuestos al Afip". "La Policía no quiere pesar el camión", decían. 

Para completar, acusaron a Ghisiglieri de haber influido a favor del chofer amenazado, aunque el propio concejal (actualmente titular del Ejecutivo por la ausencia de Brandán), desmintió todo y advirtió que iniciará acciones contra quienes lo difamaron en las redes sociales.

El edil estuvo en la Comisaría sólo por curiosidad: cuando cerró su veterinaria y regresaba a su casa, vio que en la dependencia policial había mucha gente. Simplemente, se acercó a preguntar a las autoridades qué estaba pasando y cuando los uniformados le dijeron que esperaban la resolución de Fiscalía se retiró .  

Tras el incidente, el chofer recibió más amenazas por haber circulado por la zona en medio de una protesta de colegas. 

05-02-2018

Te puede interesar