Los primeros 10 lotes del “Terra Nostra” serán para familias.

Urbanismo 19 de enero de 2018
Así lo dispuso la Comisión de Vivienda de Colonia Caroya para el sorteo. Los sitios estarán a metros de la calle Pedro Patat. Los inscriptos deben demostrar ingresos mensuales por 10 mil pesos. 
Terra Nostra

Colonia Caroya. El programa “Terra Nostra”, que propone la adjudicación de terrenos urbanos municipales a personas con necesidad habitacional, tendrá pronto el primer sorteo.

Se pondrán a disposición 10 sitios en la Calle 123, a metros de la calle Pedro Patat, colindantes con el B° IPV, casi en el centro de la ciudad.

Corresponden a un loteo privado que le dejó a la Municipalidad una importante superficie que se destinará a plaza y a lotes sociales.

El padrón tendrá un primer gran filtro: sólo podrán participar del sorteo las familias con menores de edad a cargo.

No necesariamente debe haber un parentesco de padre-hijo ni la familia debe estar conformada por varios habitantes, sino que los integrantes de la Comisión de Vivienda quieren dar solución habitacional a muchos niños que viven con padres, tíos, abuelos o tutores en casas alquiladas y no siempre en las mejores condiciones.

Si la familia está conformada por un adulto y un menor -una mamá y un único hijo, por ejemplo- ya está en condiciones de cumplir el primer requisito.

El segundo es certificar ingresos familiares mínimos de 10 mil pesos. En este sentido, las autoridades del Ejecutivo y los concejales decidieron que no deber ser obligatorio demostrar un salario “en blanco”: un monotributista o un asalariado “informal” tienen cómo garantizar que alcanzan esa cifra a través de un Juez de Paz.

Una de los 10 terrenos se sorteará con un padrón integrado, exclusivamente, por familias con personas con discapacidad. En todas las etapas del “Terra Nostra” se destinará un cupo para estos casos.

 

Cómo es el programa.

El plan de sorteo de terrenos prevé la adjudicación de lotes en diferentes puntos de la ciudad y no corresponden a un mismo barrio. Por lo tanto, las dimensiones varían y el valor final también.

Sin importar la localización, el Intendente Brandán unificó el precio: un metro cuadrado de tierra equivale a cinco bolsas de cemento, es decir, a 900 pesos de hoy, aproximadamente.

Un sitio de 300 m2 costaría, con ese cálculo, 270 mil pesos. Las inmobiliarias hoy venden el metro cuadrado entre 1200 y 1600 pesos.

El adjudicatario deberá entregar en efectivo, y como cuota inicial, el monto correspondiente al 20 por ciento del valor total.

El resto se financiará en 100 cuotas mensuales, es decir, a más de ochos años. Cada cuota no debe superar el 20 por ciento del ingreso total familiar.

La Escritura se  entregará después que se hayan terminado abonar todas las cuotas.

Durante el 2018 sortearán unos 40 lotes, que tendrán diferentes condiciones y requisitos para el acceso al padrón final del sorteo.

19-01-2018

Te puede interesar