Colonia Caroya tiene nueva ordenanza sobre tenencia de mascotas.

Sociedad 27 de diciembre de 2017
Fue sancionada por el Concejo y redactada con los aportes de Hocicos de Caroya. Hay 10 mil perros en la zona urbana y muy pocos son “comunitarios”. Insistirán con la colocación de un microchip a cada animal.
Perros
Perros

Colonia Caroya. El Concejo Deliberante sancionó una nueva ordenanza sobre tenencia responsable de mascotas, que deroga la última aprobada durante la gestión de Luis Grión.

Con críticas de Hocicos de Caroya a la legislación vigente, el actual Cuerpo Legislativo trabajó en un texto consensuado con Andrea Vera, la mujer referente de la protectora local y a cargo del refugio canino de Tronco Pozo.

Hocicos y la Municipalidad realizaron un censo de mascotas en la zona urbana. Arrojó el  dato que hay 10 mil perros (uno cada dos habitantes) y la mayoría tiene dueño. Esa cifra es considerada como una “superpoblación”.

La nueva ordenanza insiste en la creación del Registro Único y Gratuito  de Animales Domésticos (RUAD), donde inscribirán los animales con su especie, raza, peligrosidad, reseñas físicas, domicilio y datos del propietario.

Una vez completos los requisitos, se otorgará un número de identificación (un DNI canino) y se prevé la colocación de un microchip a cada animal para un mejor control.

Luego, deberán hacer la Libreta Sanitaria y llevar el plan de vacunación.

También establece las condiciones para educadores, adiestradores y paseadores de perros, que deben tener más de 18 años y certificación de estudios sobre el tema.

Aunque resultan situaciones obvias para el bienestar animal, se legisló que el propietario debe brindarle agua y alimentación adecuada, respetar las condiciones del espacio  físico e informar la pérdida, sustracción, transferencia y/o  muerte del animal registrado.

Queda prohibido el abandono de mascotas en cualquier ámbito, bajo cualquier condición; dejar sin cuidados al animal durante más de 24 horas; administrar medicamentos sin prescripción médica; liberar a una hembra en celo, gestación y lactancia en cualquier ámbito; realizar exposiciones, peleas, riñas, rituales, carreras, y/o cualquier otra actividad que ponga en riesgo el bienestar animal; y provocarle la muerte, entre otras cosas.

Tampoco se permite el transporte en la caja de vehículos utilitarios.

Además, quien pasee los perros no pueden hacerlo con más de dos animales a la vez, salvo los paseadores registrados, que pueden llevar hasta seis.

Si la mascota hace sus necesidades en un espacio público, es obligación del propietario levantar las excretas.

La nueva ordenanza establece todas las condiciones para quienes tienen perros potencialmente peligrosos, como las exigencias de seguridad en el lugar donde habitan.

El incumplimiento de la normativa prevé sanciones de entre 2.500 a 12.500 pesos de multa, según el caso.

27-12-2017

Te puede interesar