La oposición y un ex edil cuestionaron el nivel de aumentos de las tasas municipales.

Política 24 de noviembre
La audiencia pública por el Presupuesto y la Tarifaria en Jesús María generaron un debate entre Roberto Zaya –único vecino que aprovechó el espacio-, concejales y funcionarios.
Roberto Zaya

Jesús María. Ante una sala colmada de concejales y funcionarios responsables de las diferentes áreas municipales, se realizó el martes la Audiencia Pública por el tratamiento de las ordenanzas de Presupuesto, Tarifaria e Impositiva 2018.

El único vecino presente fue el ex edil Roberto Zaya, quien expuso su postura con respecto al aumento del 23 por ciento previsto en las tasas, a excepción del servicio de agua, que sufrirá un incremento mayor.

En su exposición, planteó que es incoherente que el gobierno local, afín al proyecto nacional de Mauricio Macri, proyecte ese porcentaje de aumento en las tarifas para el próximo año cuando la inflación prevista es entre “un 15 y 17 por ciento”.

Sobre la tasa del agua potable, que se elevará un 25 por ciento, manifestó: “Si estamos en un lugar privilegiado, que el servicio sea más económico”.

De inmediato, el secretario de Ambiente y Servicios Públicos, Ing. Agr. Hugo Cagliero, justificó la suba aduciendo que “el costo de extracción del recurso es muy alto”. Y siguió: “En función del servicio que se brinda, lo que se paga por agua en Jesús María es extremadamente barato”.

Sin embargo, el ex concejal no quedó conforme con las explicaciones que dio el funcionario para defender la tarifa: “No tiene mucho fundamento el aumento”, dijo a la prensa al retirarse de la sala.

Zaya también cuestionó el incremento de sueldos que la planta política recibió este año.

Cabe aclarar que en la Municipalidad de esta ciudad, el salario del Intendente, funcionarios y tribunos de cuenta está “atado” al de los empleados de planta permanente. Es decir, cuando el sindicato y el Intendente acuerdan un incremento salarial, no sólo se benefician los trabajadores, sino todo el gabinete y las autoridades elegidas por voto popular.  

En la misma línea, el edil radical José Capellino pidió “replantear” el sistema de cálculo de sueldos y admitió que lo que cobra un concejal “es más alto de lo que correspondería”: actualmente, percibe 23 mil pesos.

En materia de Presupuesto, consideró que “hay un gasto excesivo en personal municipal”, si se considera la cantidad de personas contratadas, locaciones de servicio y cooperativas que trabajan para el Estado municipal.

Capellino cuestionó, además, el monto que el Ejecutivo estableció para obras públicas en 2018. Sin tener en cuenta los aportes de Provincia, Nación y de los vecinos, mediante habrá contribuciones por mejora, habrá “poca obra real financiada con fondos municipales”.

En cambio, quien no planteó objeciones y optó por el silencio en la Audiencia Pública fue el concejal justicialista Oscar Peralta.

24-11-2017

Te puede interesar