“La verdadera grieta son las poblaciones vulnerables”.

Sociedad 06 de octubre
Lo sostuvo el “Padre Pepe” en un congreso de prevención de adicciones. Los especialistas presentes dijeron que la drogodependencia es  la “epidemia” del siglo.
Padre Pepe
Padre Pepe

Jesús María. El 7 y 8 de septiembre de 2017 se hizo en Rawson, provincia de San Juan, el II Congreso Internacional de Prevención de Adicciones en Poblaciones Vulnerables.

De nuestra zona, participaron la presidenta de la Delegación Jesús María del Colegio de Abogados, Dra. Gabriela Mira, y la editora responsable de este diario, Lic. Mónica Bistoletti.

La primera jornada comenzó con la disertación del P. Pepe Di Paola, un incansable luchador contra el abuso de sustancias en adolescentes vulnerables, quien sostuvo que “la verdadera grieta son las poblaciones vulnerables”.

“Más del 30 por ciento de pobreza en nuestro país es un verdadero escándalo y crea la situación ideal para los narcos; en la época del P. Carlos Mugica, en la Villa 31 no había problemas de drogas; 40 años después, los curas que siguieron su obra tienen que ocuparse de este flagelo; este es un fenómeno que sucede en toda América Latina”, puntualizó.

Según la mirada del “Padre Pepe”, el mundo adulto se retiró de la responsabilidad de cuidar a los chicos y el abandono de los adultos es uno de los factores más importantes para el avance del consumo en niños y adolescentes.

Ante una consulta sobre la despenalización de la marihuana, fue lapidario: “En la villa, la droga está despenalizada…y cada vez se consume más”.

También se refirió al planteo espiritual, pero puso énfasis en aclarar que el fundamentalismo religioso y la estigmatización del consumidor son tan graves como la adicción misma.

 

Lejos  del punto medio.

La Comunidad Terpéutica es una modalidad de tratamiento para el abuso de drogas que tiene una amplia aceptación; generada hace más de 40 años desde un ámbito no profesional, sólo recientemente va ganando espacio en el mundo académico y de la investigación.

Su valor social es contundente e indiscutido y esto se hace evidente al comprobar la gran cantidad de programas de tratamiento para el abuso de drogas que adhieren a sus principios básicos.

El operador terapéutico es el agente de la Comunidad Terapéutica cuyo objetivo fundamental  es la “auto-ayuda”. Esta implica que las personas en tratamiento son los principales contribuyentes al proceso de cambio.

La “auto-ayuda mutua” significa que las personas también asumen una responsabilidad parcial en la recuperación de sus compañeros, un aspecto importante del propio tratamiento de la persona.

La nueva Ley de Salud Mental también fue tema de debate en San Juan. Di Paola dijo que “se fue al otro extremo, ya que habilita (pa- ra trabajar sobre el tema) solamente a psicólogos y psiquiatras, pero no al operador terapéutico”, y opinó que “sin la comunidad no hay solución”.

Su participación terminó con una frase del Papa Francisco a los sacerdotes: “Reciban la vida como viene, no pongan requisitos”.

 

La epidemia del siglo.

En consonancia con las palabras del sacerdote, el resto de los expositores en el Congreso coincidió en denominar “epidemia” al consumo de sustancias en nuestro país. Tal es la gravedad del problema.

Y llamó a tomar conciencia y buscar los mecanismos para paliar esta situación. De lo contrario, en pocos años tendremos una generación con importante déficit emocional, intelectual y físico.

06-10-2017

Te puede interesar