La Torre está de luto.

Sociedad 04 de octubre
A los 91 años, falleció María Rosa Aurelia Rovelli Céspedes, nieta de Gabriel Céspedes, ex Intendente de Jesús María. También es recordado por plantar los plátanos de la Av. San Martín.
Rosita Rovelli

Jesús María. María Rosa Aurelia Rovelli Céspedes sentía una profunda admiración por su abuelo, Gabriel Céspedes, y atesoraba recuerdos de una niñez feliz en la Jesús María pueblerina, con calles de tierra y muchos árboles.

Siempre estuvo dispuesta a que el caserón donde funciona el Club Social Jesús María y, en especial, la Torre de los Cuatro Pétalos, fueran protegidas como parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad donde su abuelo había sido Intendente.

Parte de sus vivencias en esta ciudad y una semblanza del propietario de la torre quedaron plasmadas en el documental que Lucas Contreras y Daniela Savorgnan hicieron en 2011: “Gabriel Céspedes. Entre dos tierras”. Sus 18 minutos fueron declarados de Interés Municipal por el Concejo Deliberante porque contiene fotografías inéditas y el testimonio de Rosita Rovelli cargado de explicaciones sobre la función y utilidad de la construcción.

A fines de 2012, otros descendientes de Gabriel Céspedes aportaron más datos a través de una muestra histórica familiar: “Lo que guardamos en cajas de zapatos”.

En la Casa de la Cultura de Colonia Caroya, en la propia torre y en el Museo de Antropología de Córdoba montaron las fotografías y objetos recolectados por la cuarta generación de este personaje político de los primeros años del Siglo XX.

Cabe recordar que, siendo Intendente de Jesús María, estuvo a cargo de la administración de Colonia Caroya durante los años 1911 y 1918, cuando la Colonia había quedado acéfala de autoridades.

Aunque los inmigrantes mostraban resistencia a la decisión provincial de estar bajo dominio jesusmariense, la historia marcó ese período con el símbolo de la ciudad: los plátanos: Fue Céspedes quien tuvo la idea de colocar estos árboles a lo largo de la “calle ancha”, en el año 1915.

María Rosa Aurelia Rovelli Céspedes falleció el 2 de octubre, luego de varios meses de postración, producto de un ACV. Su última misión ya estaba cumplida con creces: dejar el testimonio de lo que significó Gabriel Céspedes para su familia, nuestra zona y la industria de Córdoba, desde su fábrica de zapatos.

04-10-2017

Te puede interesar