Las lluvias frenaron dos obras importantes en Colonia Caroya.

Urbanismo 29 de septiembre
La obra de desagües funciona sin control de ingreso de agua y ya provocó problemas. La Av. San Martín estaba lista para el nuevo asfalto, pero el agua generó más baches y retrasó el trabajo de AFEMA.
Canal Calle 52 2

Colonia Caroya. “Llegó la lluvia en el peor momento de la obra”, comentó uno de los ingenieros de Marinelli S.A., encargada de hacer el conducto de desagües en la Calle 52 de esta ciudad.

Cayeron 45 mm en dos días y toda el agua que bajó por las calle 46, 45, 42, 41, 40 y la Av. San Martín entró sin control al conducto que aún no está terminado.

La consecuencia fue lógica: la represa frente al Cementerio se llenó rápidamente y el canal, que no pu- do soportar más ingreso de agua, desbordó en la Calle 100. El excedente se fue por la calle que separa Colonia Caroya de Colonia Vicente Agüero.

También empezó a socavar las paredes en el tramo entre las calles 43 a 40 y hubo desmoronamientos del conducto que preocupan a todos los vecinos.

Para los ingenieros y las autoridades, es fundamental hacer el revestimiento y también habilitar el cruce de Av. San Martín, cerrado hace 16 días.

La empresa pasó dos días monitoreando el comportamiento del canal y asegurando el paso vehicular por la calle Don Bosco, única alternativa de paso.

Apenas cese el ingreso de agua y vacíen la represa, Marinelli S.A. tratará de proteger el conducto para que en la próxima lluvia no entre agua y escurra por las calles de siempre. Así podrá avanzar en las bocas de tormenta, revestimientos y detalles finales en la avenida.

Lo ocurrido esta semana fue suficiente para que vecinos pongan en duda el funcionamiento del sistema, por lo que el Intendente Brandán escribió un comunicado en su cuenta de Facebook pidiendo “paciencia y confianza”, ya que la obra aún no está terminada y absorbió “más agua que su capacidad”.

Tampoco la Avenida.
El martes a la mañana, la empresa AFEMA empezó a preparar el tramo desde la Calle 52 hasta el IPEM 165 Pbro. José Bonoris para asfaltar la Av. San Martín.

La intención era dejar la base limpia para que el miércoles las máquinas de pavimento inicien su tarea, pero no sólo no pudieron empezar, sino que la lluvia les hizo dar un par de pasos en contra.

Con apenas una base frezada, las intensas precipitaciones fueron generando importantes baches que debieron rellenar en forma improvisada para evitar accidentes y roturas de automóviles.

También complicó las tareas de recambio de banquina en algunos tramos del Lote XIII.

29-09-2017

Te puede interesar