El Intendente se enojó por una tala que casi termina en tragedia.

Urbanismo 14 de septiembre
Los empleados municipales bajaban un inmenso pino en la explanada del IPEM 165 Pbro. José Bonoris. El árbol cayó contra la vereda y provocó daños. Prometió sanciones si se comprueba irresponsabilidad.
Pino caido en el Bonoris

Colonia Caroya. A través de un comunicado, el intendente Gustavo Brandán prometió sanciones a los empleados municipales que estaban talando un pino en el IPEM 165 Pbro. José Bonoris y cayó contra la vereda del colegio.

El hecho ocurrió el martes, cerca del mediodía, cuando un grupo de trabajadores estatales estaban cumpliendo una orden a pedido del colegio.

El añoso pino, casi tan alto como los plátanos, generaba algunos trastornos en el edificio: canaletas tapadas, techos con basura, paredes manchadas, cañerías obstruidas, veredas desparejas.

La cuadrilla municipal empezó a rebajar el pino sin inconvenientes. Cuando faltaba la parte del tronco, le dieron el corte para que se balancee contra el jardín, en una maniobra, supuestamente, controlada para que no ocurra nada.

Pero el árbol, en su último suspiro, se movió para el lado que no “debía”: se fue contra la vereda.

El peso del tronco impactó contra los cables de energía y la planta baja del IPEM quedó sin luz. También se dañaron la fibra óptica, el monolito, las rejas y hasta los contenedores donde los alumnos receptan el material reciclable.

Al conocerse el hecho, el Intendente Brandán se mostró muy enojado, abrió sumarios administrativos contra todos los municipales que estaban trabajando esa mañana y prometió sanciones si se comprueba que hubo un mal procedimiento.

Según trascendió, los daños tendrán que ser pagados por la Municipalidad.

FOTO: Más Radio. 14-09-2017

Te puede interesar