Colonia Caroya preservará las construcciones anteriores a 1950.

Urbanismo 09/06/2017
A través de una ordenanza, prohíbe modificar las fachadas que mantienen el estilo colonial. Un relevamiento detectó 80 construcciones en Av. San Martín que, desde ahora, son “intocables”.

Colonia Caroya. El Área de Patrimonio y Paisaje Cultural, dependiente de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad, está realizando un relevamiento en la ciudad para detectar construcciones anteriores a 1950.

En el mes de marzo, el Concejo Deliberante aprobó la ordenanza 2054/17, que prohíbe la modificación, demolición, refacción o cambio de uso de las fachadas, sin la previa autorización gubernamental.

El relevamiento y confección del posterior catálogo está a cargo de las Arquitectas Luciana Roggio y Gisela Bruno Londero.

Las jóvenes profesionales ya iniciaron el proceso de identificación de las construcciones antiguas en condiciones que merezcan estar dentro del objetivo de la ordenanza.

El Registro de Construcciones Patrimoniales, clasificadas en zonas constructivas, tipología, uso, materialidad y antigüedad, ya está en marcha y pretende proteger el patrimonio colonial de las viejas edificaciones.

Sólo en la Av. San Martín hay 80 casas o construcciones que cumplen con los requisitos y sus fachadas no podrán ser modificadas, sal- vo que sea para una restauración que proteja sus líneas originales.

También se hizo el mismo relevamiento en las calles Don Bosco y Pedro Patat.

“Tenemos en cuenta el año de construcción, el estado y si sostiene los aspectos arquitectónicos de la época; del total, evaluamos cada una y se elige; si queda en el catálogo, esa fachada pasa a ser Patrimonio de la ciudad”, dicen las arquitectas.

Todo empezó por un bar.
La ordenanza se gestó después de un pedido de la Arq. Roggio por la nueva etapa del edificio donde funcionó históricamente el Bar El Amanecer, en Av. San Martín y Calle 14, una esquina con un paisaje emblemático para la ciudad.

El nuevo titular del lugar presentó el proyecto de remodelación del edificio para salones comerciales, pero le indicaron que se debía voltear la pared que da a la Calle 14 ya que ocupaba espacio de la vereda.

Tras diferentes gestiones, no sólo preservaron esa estructura, sino que se avanzó en una legislación para que ninguna otra construcción sea demolida o modificada, siempre que tenga las líneas del tradicional estilo antiguo. Entre ellas están el ex Hospedaje del Valle, en Calle 30, y otras edificaciones que se erigen en el Lote XV.

El lugar más emblemático de este paisaje arquitectónico es Av. San Martín y Calle 10, donde sus cuatro esquinas tienen construcciones antiguas.

Sin embargo, el complejo ex Villa Giulia -actualmente alquilado al Centro de Empleados de Comercio- deberá ser repintado, ya que sólo se aceptará una gama de colores específicos que contrasta con el verde con el que está decorado actualmente.

“Creemos que la ciudad perdió bastante de su patrimonio arquitectónico, hay gente que no le interesa y otros que ya vienen con la intención de cuidar esa construcción; no podemos perder lo más valioso de la imagen que mostramos arquitectónicamente”, agregaron.

Beneficios.
La ordenanza establece que los propietarios de las viviendas designadas en el nuevo catálogo se- rán beneficiados con una reducción del 50 por ciento en la Tasa de servicios a la propiedad y el monto que abonen se destinará al Fondo Permanente de Patrimonio con el objetivo de restaurar los inmuebles registrados.

09-06-2017

Te puede interesar